Ronald Cyr, de 65 y vecino de la localidad estadounidense de Van Buren, en Maine, ha muerto accidentalmente a manos de la propia trampa que él mismo había construido e instalado en su casa para protegerse de posibles intrusos.

Los hechos ocurrieron el pasado jueves 28 de noviembre, Día de Acción de Gracias en EE UU, según informa la BBC.

La Policía de Van Buren recibió el aviso después de una llamada telefónica de la víctima al número de emergencias, en la que indicaba que había recibido un disparo. Cuando los agentes llegaron al lugar, encontraron al sujeto herido y vieron que en la puerta había un dispositivo preparado para disparar una pistola en el caso de que alguien intentase entrar en la vivienda.

El hombre fue trasladado inmediatamente al hospital, donde finalmente falleció a consecuencia de la herida provocada por el disparo.

En un comunicado, la Policía ha añadido que además descubrieron otros “dispositivos desconocidos” en la vivienda, lo que provocó que los investigadores, alarmados, contactasen con el departamento de artificieros de la Policía del Estado de Maine.

Tras una “extensa investigación”, los agentes llegaron a la conclusión de que Cyr había recibido un disparo mortal “como resultado de la descarga involuntaria de uno de sus artefactos caseros”, concluye el comunicado policial.

Fuente: 20 minutos.

[descarga nuestra APP para recibir nuestro contenido destacado]

Te puede interesar: Impactante informe sobre el macabro turismo de trasplantes en China

videoinfo__video2.bles.com||e7ab1c649__

Ad will display in 09 seconds