Un hombre fue condenado ayer a prisión perpetua por el homicidio de su exesposa, a quien mató a golpes y asfixió en una casa de la ciudad de Villa Elisa, Entre Ríos, Argentina, porque no aceptaba que ella quisiera separarse.

El fallo fue dictado contra Jorge Dussling (64), quien fue hallado autor del “homicidio agravado por el vínculo y por haber mediado violencia de género” del que fue víctima Solange Herrero (64), y “tenencia de arma de fuego de uso civil sin autorización legal”.

La pena fue impuesta por el Tribunal de Juicio y Apelaciones de Concepción del Uruguay, integrado por los jueces María Evangelina Bruzzo, Rubén Chaia y Fabián López Moras, tras un juicio abreviado, según detalló el Poder Judicial de Entre Ríos.

Estuvieron presentes en la lectura de la sentencia el agente fiscal de Colón, Juan Sebastián Blanc; el defensor particular, Mariano Miño, y Dussling, quien permanecerá bajo prisión preventiva en la Unidad Penal número 4 hasta que la sentencia adquiera firmeza.

Se trata de la cuarta causa en lo que va del año en la que el mismo tribunal condena a la pena de prisión perpetua y tres de dichos fallos fueron por el delito de homicidio agravado por el vínculo y la violencia de género.

Herrero fue hallada asesinada el 24 de junio pasado por su hija de 34 años, que vivía a una cuadra del domicilio de su madre y, como ella no respondía los llamados, decidió contratar a un cerrajero para abrir la puerta.

Luego se pudo determinar que Dussling había estado en la casa el día anterior y que mantuvieron una discusión en el living, ya que el hombre “no aceptaba la separación por la que transitaban, decidida por su cónyuge, ni admitía la posibilidad de que ésta continuara con su vida de manera independiente, fuera de su control, alejada de él”, según surge del fallo.

Fuente: El Tribuno.

[descarga nuestra APP para recibir nuestro contenido destacado]

Te puede interesar: La maldad no tiene límites

Ad will display in 09 seconds