Tres personas fueron acusadas de la muerte de una niña de ocho años de Virginia Occidental quién aparentemente, fue golpeada, obligada a dormir en el suelo, privada de comer y de beber agua.

Raylee JoLynn Browning murió en el hospital el día después de Navidad del año pasado después de sufrir un paro cardíaco.

Los médicos encontraron moretones, quemaduras, laceraciones y otras lesiones en su cuerpo, y un médico forense determinó que tenía un caso de sepsis que debería haber sido evidente para sus cuidadores cuando murió, según informó Daily Mail.

Una investigación de casi un año de duración sobre la muerte de Raylee encontró que la niña había sido severamente abusada durante años, de acuerdo a una demanda criminal presentada en la corte del Condado de Fayette esta semana.

El padre de Raylee, Marty Browning, de 34 años, y su novia, Julie Dawn Titchnell, de 36, al parecer se entregaron a la policía el martes después de que se presentó la denuncia. La hermana de Julie Titchnell, Sherie Titchenell, de 35 años, fue arrestada en su casa el lunes por la noche.

Marty Browning, padre de Raylee / Facebook

Los tres cuidadores fueron encarcelados por los cargos de muerte de un niño por un padre o tutor y negligencia infantil que causó la muerte. Sus fianzas se fijaron en 100.000 dólares cada uno.

Raylee había sido hospitalizada con varias lesiones en numerosas ocasiones a lo largo de los años, y los maestros alertaron repetidamente a los trabajadores sociales del Condado de Nicholas sobre su aparente abuso.

Los medios de comunicación informaron que no estaba claro, casi un año después de la muerte de Raylee, cómo manejaban exactamente los trabajadores sociales estos reportes de abuso.

La policía fue llamada a un hospital el 26 de diciembre de 2018 después de que una mujer llevara a Raylee al centro y, sin ninguna emoción, le dijo a los médicos que la niña no respiraba, escribió el sargento James Pack, de la policía de Oak Hill, en un informe.

Esa mujer, Sherie Titchenell, primero le dijo a la policía que Raylee se enfermó ese día de Navidad y que había sufrido una hemorragia nasal relacionada con los medicamentos recetados; luego, dijo que se cayó mientras salía de la ducha y temblaba sin parar mientras sus labios se volvían blancos.

Los relatos de los tres adultos se contradecían entre sí, lo que aumentó las sospechas de la policía cuando se inició una investigación sobre la muerte de la niña.

Los tres hijos de Julie Titchenell, que ahora están en el sistema de hogares de crianza, también vivían en el hogar con Raylee, y una de ellas compartió horribles descripciones del abuso que había sufrido la niña de ocho años.

Julie Titchenell (Foto: Marty Browning / Facebook)

La niña dijo que la Sherie Titchenell era su principal cuidadora y a menudo le ocultaba comida a Raylee, incluso le ordenaba que no comiera en la escuela, donde Raylee le había pedido a los trabajadores de la cafetería que le dieran comida extra, dice la denuncia criminal.

Además dijo a las autoridades que los adultos golpearon a Raylee con objetos de metal, cinturones y cucharas y la obligaron a sufrir castigos tortuosos, como la prohibición de beber agua durante tres días, según la denuncia penal.

“Su castigo era que no se le permitía beber nada”, le dijo el niño a un terapeuta.

“La sorprendí bebiendo del inodoro unas cuantas veces, y siento que contrajo esa infección por el agua. Le dije que el agua estaba sucia, pero supongo que tenía tanta sed”.

El informe de un médico forense decía que la infección que llevó a la sepsis probablemente la mató.

Un médico dijo que Raylee también pudo haber sido objeto de abuso médico: Tomaba siete medicamentos en el momento de su muerte, muchos de ellos utilizados para tratar el autismo grave y los trastornos del estado de ánimo, dijo la policía.

La policía dijo que no está claro cuándo comenzó el abuso. Cada uno de los adultos acusados dijo que Raylee tenía un historial de automutilación, comenzando cuando tenía dos años de edad.

Sherie Titchenell le dijo a la policía que ella entró a la vida de Raylee en ese momento.

Julie Titchenell dijo a las autoridades que Raylee incluso una vez se había roto el fémur dando patadas a una pared.

Un médico, en un informe mencionó que el crecimiento de Raylee parece haber sido atrofiado después de su sexto cumpleaños.

Raylee fue hospitalizada por varias lesiones entre 2011 y su muerte en 2018.

(Foto: Marty Browning / Facebook)

Ella fue a la escuela en el Condado de Nicholas, donde los maestros hicieron múltiples referencias a los Servicios de Protección Infantil de Nicholas, los investigadores del Condado de Fayette le dijeron a The Register-Herald.

La familia más tarde se mudó a Fayette County, viviendo en Oak Hill y luego en Hilltop, dijo la policía.

Hasta el martes, la policía dijo que sigue sin estar claro si la agencia había abierto un caso sobre el abuso denunciado antes de que Raylee abandonara el condado de Nicholas.

La niña testigo de las atrocidades que se cometían en esa casa, además dijo a las autoridades que los adultos acusados la obligaron a mentir a los trabajadores sociales, y que lo hizo porque tenía miedo.

También contó que ella y Raylee fueron sacadas de la escuela y educadas en casa cuando Sherie Titchenell no pudo pensar en más mentiras que contar, dijo la policía.

No está claro si alguno de los adultos tiene abogados que puedan hacer comentarios en su nombre.

Julie Titchenell, una reina del Festival de la Hoja de Roble, fue despojada de su título al ser arrestada, dijo la portavoz del concurso, Jessica Poticher.

[descarga nuestra APP para recibir nuestro contenido destacado]

Te puede interesar: Esto es tan atroz, tan horrible, la humanidad no puede ser tan mala…

videoinfo__video2.bles.com||1df94c986__

Ad will display in 09 seconds