IRAPUATO, Guanajuato, México – Sonia Arellano Fonseca, agente de la Policía Municipal de Irapuato, fue víctima del crimen luego de ejercer su trabajo de manera profesional e incluso ser reconocida por ello.

De acuerdo al portal Aristegui Noticias, que recopiló información de Noticias Vespertinas, la agente fue condecorada en agosto pasado por los años al servicio que acumula en un evento realizado dentro de la Presidencia Municipal, recibiendo el reconomiento Mérito Policial 2019.

Sin embargo, el pasado miércoles 11 de diciembre, la Fiscalía Estatal de Guanuajuato informó que hallaron a el cuerpo de la policía descuartizado sobre un camino de terracería.

Desde el martes se reportó que la mujer fue privada de su libertad junto con su esposo e hijo.

Los familiares de Arellano fueron liberados un día después del secuestro, peor no así Sonia.

Carlos Zamarripa, fiscal regional, confirmó que el hallazgo de los restos se dio gracias a una denuncia ciudadana al 911, y según con el portal Proceso, se encontraban bajo un árbol, dentro de una bolsa negra y al lado de una cartulina que contenía un mensaje atribuido a un grupo criminal.

Zamarripa afirmó que la privación de la libertad de Sonia fue ocasionada por su labor policial.

Fuente: El Imparcial.

[descarga nuestra APP para recibir nuestro contenido destacado]

Te puede interesar: Aún estaba vivo: Médico revela la sustracción de órganos a practicantes de Falun Dafa en China

videoinfo__video2.bles.com||aebedd5f0__

Ad will display in 09 seconds