Primero Justicia y Acción Democrática rechazaron el Decreto para la Reestructuración de la filial de Pequiven que el dirigente opositor había presentado. Decisión que remarca la fractura dentro de la Asamblea Nacional electa en 2015

Los quiebres continúan acentuándose en la oposición venezolana a causa de la situación de Monómeros. La Asamblea Nacional electa en 2015 procedió este martes al debate del informe emitido por la Comisión Especial anunciada el 12 de octubre. Sin embargo, el dirigente opositor Juan Guaidó, aprovechó para sumar a la discusión el Decreto para la Reestructuración de la filial de Pequiven. El resultado fue un golpe en seco de parte de los partidos Primero Justicia (PJ) y Acción Democrática (AD).

El «Decreto No. 38» sobre Monómeros ya había generado roces entre PJ y Voluntad Popular (VP) en octubre pasado. En un «toma y dame» vía Twitter, ambos partidos refutaron las publicaciones del otro. Esto evidenció ante la opinión pública las fracturas ante la falta de consenso sobre cómo el bloque opositor está dirigiendo uno de los pocos activos venezolanos que arroja ganancias.

Esta vez la disputa se trasladó desde la red social hasta la plenaria de la Comisión Delegada de la AN. De sus 18 integrantes (15 presidentes de comisiones más 3 integrantes de la junta directiva), 10 votaron en contra del decreto sobre Monómeros (6 de PJ y 4 de AD); 5 votaron a favor (3 de VP, uno de Proyecto Venezuela y Guaidó), hubo un voto salvado (PJ) y dos abstenciones (UNT), según reseñó el portal Crónica Uno.

De esta manera tanto PJ como AD subrayaron sus diferencias hacia la dirigencia de Guaidó. El partido de la tolda blanca ya se había apartado desde finales del año pasado, cuando votó en contra de la reforma al Estatuto de Transición. El grupo del G-4 –conformado por los 4 principales partidos de oposición— se comenzó a erosionar.

Guaidó reconoció su derrota tras la votación sobre el Decreto de Reestructuración. «No respaldaré ninguna decisión que responda a intereses políticos. Toda acción debe sostenerse en la institucionalidad», apuntó.

Otra votación se llevó a cabo en la plenaria de la Comisión Delegada, referida al informe de la situación de la empresa. Documento que recientemente mereció criticas por supuestamente excluir a Leopoldo López y Yon Goicoechea, según afirmó una fuente cercana al caso. En este sentido, el bloque parlamentario 16 de Julio, denunció que se “encubre de forma celestina” los actos que ha ejercido o ha dejado de ejercer la junta directiva porque no hay una evaluación de su desempeño, ni positivo ni negativo.

En el caso de este informe hubo 10 votos a favor (6 de PJ y 4 de AD); cuatro votos salvados (3 de VP, más el de Guaidó), un voto negativo (Proyecto Venezuela) y 3 abstenciones (2 de UNT y una de PJ). Es decir, los mismos partidos que votaron contra el Decreto de Reestructuración, habían votado a favor del informe.

Bibiana Lucas, parlamentaria por PJ y presidente de la Comisión de Investigación de la Asamblea Nacional, dijo en la sesión que “el más grave problema de Monómeros ha sido su excesiva politización”. Sin embargo, su partido está liderado por Julio Borges, señalado por presuntamente contribuir a la «destrucción» de Monómeros según la denuncia de Francisco ‘Pacho’ Santos Calderón, vicepresidente de Colombia entre 2002 y 2010.

Dicho de otro modo, las diferencias cuajaron a pocos días de las elecciones regionales sobre las cuales pesan señalamientos por estar amañadas por la dictadura venezolana, con la participación complaciente de la oposición. La votación solo sirvió para mostrar con números el declive opositor bajo la dirección de Juan Guaidó.

Oriana Rivas – Panampost.com

Suscríbete para recibir nuestras últimas noticias

Al enviar este formulario, acepto los términos.