Redacción BLesLa jefa de la comunidad indígena canadiense Tk’emlúps te Secwépemc, Rosanne Casimir, informó del hallazgo de los restos de 215 niños, confirmando uno de los capítulos más oscuros y terribles de la historia del país.

“Este pasado fin de semana, con la ayuda de un especialista en radares de penetración terrestre, salió a la luz la cruda verdad de los hallazgos preliminares: la confirmación de los restos de 215 niños que fueron alumnos del Colegio Residencial Indio de Kamloops”, dijo Casimir según el medio regional CFJC Today del 27 de mayo. 

Asimismo, declaró que las muertes de esos niños, incluso de 3 años de edad, no estaban documentadas, y agregó: “En este momento tenemos más preguntas que respuestas”.

El Parque del Patrimonio de Tk’emlups, en el que se encuentran los antiguos edificios escolares, está ahora cerrado al público mientras continúan los trabajos, con la posibilidad de que los equipos encuentren más restos, tras 20 años de investigaciones. 

El Colegio Residencial Indio de Kamloops fue fundado por la Iglesia Católica, y funcionó desde 1890 hasta 1969, con un máximo de 500 alumnos en la década de 1950. Otros internados empezaron a funcionar desde 1840, y entre todos pueden haber obligado a unos 150.000 menores. 

El gobierno federal lo administró desde 1969 hasta 1978, utilizando el edificio como residencia para los estudiantes que asistían a otras escuelas de Kamloops, para que olvidasen sus costumbres y lenguas aborígenes. En algunos casos, las autoridades canadienses realizaron experimentos “científicos” con ellos.

Un gran número de niños indígenas desapareció de los internados porque huyeron o murieron en ellos, sin que se conozca su paradero.

Para uno de los alumnos que asistió a la escuela a fines de los años 60, Harvey McLeod, la noticia de hallazgo fue dolorosa: “Perdí el corazón, fue tanto el dolor y la pena de escuchar por fin, para el mundo exterior, lo que suponíamos que ocurría allí”, expresó

Y agregó: “El abuso que me ocurrió fue físico, sí, fue sexual, sí, y en 1966 era una persona que no quería vivir más, me cambió”, dijo McLeod.

Por su parte, la comunidad Tk’emlúps te Secwépemc, confirmó el hallazgo mencionado una “pérdida impensable de la que se hablaba, pero nunca se documentaba”.

Le recomendamos: 4 etapas de la INFILTRACIÓN COMUNISTA en OCCIDENTE, explicado por un ex agente de la KGB

Ad will display in 09 seconds

En 2015, la Comisión de la Verdad y la Reconciliación de Canadá publicó un informe en el que se relataban los daños causados por el  sistema de internados del país.

Fueron miles los niños separados de sus familias y obligados a asistir a los internados, donde sufrieron abusos físicos, sexuales y emocionales durante casi un siglo. Un capítulo terrible de la historia de Canadá.

Se calcula que más de 4.000 niños murieron durante su estancia en los internados a lo largo de varias décadas, y se reconoce que es imposible conocer el número real.

Aunque en el 2019 el gobierno canadiense reconoció el daño infligido a los pueblos indígenas como equivalente a un genocidio, y la Comisiónrecomendó 94 acciones hacia la reparación de los daños causados, muy pocas se han ejecutado. 

Peor aún, al parecer algunos invitados ‘especiales’ eran alojados en estas escuelas con motivos desconocidos, tal como lo menciona el usuario de Twitter @EdixonMurillo.

“Bueno, si no me equivoco, aquí es donde los Royals [miembros de la Casa Real Británica] solían venir y visitar estas escuelas por alguna razón. Muchas historias sobre ellos y niños que desaparecen en la época de su visita. BÚSQUELO, en los archivos canadienses”.

Otro de los internautas,  @NodinNganji, comunica la propaganda engañosa utilizada por el gobierno canadiense para justificar el internamiento de los niños en las terribles escuelas.

“Restos de 215. Aquí está Thomas Moore “antes y después” de 1874. Era un estudiante en la escuela residencial Regina Indian (escuela de la muerte de niños). Le hicieron llevar atuendo de mujer antes como ‘salvaje’ y un traje después como ‘civilizado’, para justificar las escuelas”.

José Hermosa – BLes.com