Con el objetivo de detener la violencia en el país, el Ministerio del Interior ha iniciado procedimientos para prohibir un grupo terrorista panafricano conocido como la “Ligue de Défense Noire Africaine”.

Con las elecciones cada vez más cerca, el gobierno de Emmanuel Macron ha empezado finalmente a tomar las medidas de seguridad que el pueblo pide contra los grupos que incitan la violencia y el terrorismo en las ciudades de Francia.

Esta creciente violencia ocurre en muchos frentes, desde los choques entre grupos raciales hasta la ola de violencia contra la policía, que es promovida por la izquierda marxista.

Ante ello, este lunes 13, el ministro del Interior francés, Gérald Darmanin, publicó un comunicado en Twitter informando que la Ligue de Défense Noire Africaine (LDNA) pasará a estar prohibida en Francia y las Fuerzas de Seguridad empezarán a trabajar para desbaratarla.

“He decidido poner en marcha el procedimiento para iniciar la disolución de la Liga de Defensa Africana Negra. Los discursos de esta estructura racista llaman al odio y a la discriminación. Sus acciones provocan alteraciones del orden público, como este fin de semana en Val-de-Reuil”, tuiteó.

El grupo se describe a sí mismo en Facebook como un “movimiento revolucionario para la defensa de los derechos de los afrodescendientes y africanos”. Casi 300.000 personas se han suscrito a su página de Facebook, y se cree que tienen decenas de miles de seguidores en todo el país.

Su presidente y fundador es Egountchi Behanzin, quien se autodenomina “activista político, luchador de la resistencia panafricana, luchador por la libertad, y revolucionario”, en su biografía de Twitter.

Durante el fin de semana, miembros del grupo participaron en una masiva protesta en Val-de Reuil, en Normandía. En videos compartidos en redes, se puede ver a miembros del grupo acosando a funcionarios públicos del gobierno regional, así como entrando por la fuerza al ayuntamiento. También hubo informes de peleas violentas entre grupos kurdos y africanos en la ciudad.

“Al contrario de lo que dijeron los representantes de la ciudad, ningún partidario de la LDNA cometió agresión física contra los representantes del ‘casco antiguo de Reuil’”, dijo el portavoz del grupo terrorista en respuesta a los informes.

Según BFM TV, el grupo tiene 15 días para apelar contra la medida de Darmanin. Si eligen no apelar la decisión, el presidente Macron puede ordenar desbaratar totalmente el grupo. Si apelan, el Consejo de Estado de Francia, un organismo de justicia administrativa autónomo, decidirá el asunto.

El gobierno de Macron se ha mostrado cada vez más activo en el trato con los grupos que considera una amenaza para el Estado. A principios de este año, prohibió el grupo Génération Identitaire, un grupo de derecha paneuropea, y el grupo nacionalista pan-turco conocido como los Lobos Grises.

Ahora es cuestión de tiempo de ver si finalmente irán por los demás grupos terroristas de la talla de los fanáticos del Islam, Antifa, Black Lives Matter e inclusive Extinction Rebellion, un grupo anarquista ecologista extremadamente violento que el gobierno francés no se anima a tocar.

Por Alfonso Lorenzo de Olmos, para La Derecha Diario.

Suscríbete para recibir nuestras últimas noticias

Al enviar este formulario, acepto los términos.