El pasado fin de semana, durante uno de los espectáculos favoritos del Miami Seaquarium, un delfín atacó a su entrenador y todo fue capturado por la cámara, informó Local 10 NEWS.

El hecho ocurrió el día sábado durante el show de Flipper, donde la audiencia en su mayoría son grupos familiares con niños pequeños

¿El delfín se volvió loco?

Uno de los delfines del Miami Seaquarium, llamado Sundance, en medio del espectáculo abandonó su actuación y comenzó a tornarse violento con un entrenador.

Los espectadores se llenaron de susto y luego respiraron aliviados cuando el entrenador finalmente pudo nadar hasta el muelle.

Momento exacto en donde el delfín ataca al entrenador. (Local 10)

Los servicios de emergencia se hicieron presentes y el entrenador fue llevado en ambulancia a un hospital del área, pero este es solo el último de una serie de incidentes en el Seaquarium que actualmente están bajo el ojo de los investigadores del USDA.

Miami Seaquarium tiene nuevos dueños

A pesar de que el Miami Seaquarium fue vendió recientemente y ahora es operado por nuevos propietarios, la compañía Dolphin con sede en México, muchos de los mismos entrenadores, veterinarios y personal todavía están empleados allí.

Cabe destacar que este centro de recreación ha sido constantemente denunciado por maltrato animal, y el más relevante fue los abusos de la orca Lolita quien vivió en sus tanques por más de 25 años.

El grupo de bienestar animal PETA respondió al incidente con una declaración que decía:

“Se acabó el tiempo en Miami Seaquarium, donde los sufridos delfines necesitan desesperadamente protección y los trabajadores están en riesgo. PETA insta a este parque de abusos a poner fin a su explotación de delfines llevándolos a santuarios lo más rápido posible, donde nunca más serán utilizados en espectáculos de mal gusto y nadie más saldrá lastimado”.

El lunes por la noche, Miami Seaquarium envió un comunicado a Local 10 News, que decía:

“Un delfín y su entrenador chocaron accidentalmente en el agua el sábado mientras realizaban un comportamiento de rutina como parte del Flipper Show. Esta fue una interacción incómoda para ambos y el delfín reaccionó rompiendo con la rutina y golpeando al entrenador. Como medida de precaución, se contactó a las autoridades de seguridad del condado de Miami-Dade. Nuestra familia se extiende para incluir a los animales bajo nuestro cuidado, a los miembros de nuestro equipo y a nuestros invitados. Si bien no hay lesiones graves aparentes, una vigilancia cuidadosa y evaluaciones de seguimiento garantizarán la mejor atención para todos”.

Emery Barreto – miamidiario.com

Suscríbete para recibir nuestras últimas noticias

Al enviar este formulario, acepto los términos.