Redacción BLesEl secretario de Seguridad Nacional de los Estados Unidos, Alejandro Mayorkas, acaba de publicar una extensión de 18 meses para que los venezolanos que se encuentren en Estados Unidos soliciten Estatus de Protección Temporal (TPS), que les permite permanecer en el país de forma legal. Ese tiempo permite e incentiva a que millones de venezolanos que actualmente se encuentran en sudamérica, lleguen a los Estados Unidos y soliciten su TPS.

Las críticas no tardaron en llegar cuando Mayorkas anunció el 3 de agosto lo que se interpretó como una verdadera amnistía hacia los venezolanos.

“A través de este aviso, el Departamento de Seguridad Nacional (DHS) anuncia extensiones de los períodos de registro inicial de 180 días a 18 meses para los solicitantes iniciales (nuevos) bajo las designaciones de Estatus de Protección Temporal (TPS) para Venezuela, Siria y Birmania”, se puede leer en un resumen oficial del comunicado del DHS.

Esta extensión para solicitar los TPS, habilita a que unos 6 millones de venezolanos que actualmente se encuentran exiliados en distintos puntos de sudamérica y centroamérica, se vean motivados y tengan el tiempo suficiente para dirigirse hacia los Estados Unidos a fin de solicitar el estado de protección que les permitiría permanecer y trabajar en forma legal dentro del territorio estadounidense. 

Rob Law, ex alto funcionario de Ciudadanía de EE. UU. y agencia de Servicios de Inmigración dijo según Breitbart que la mayoría de los migrantes que lleguen a la frontera después de esta semana, recibirán TPS porque Mayorkas y sus ayudantes presionaran a los funcionarios de la agencia para que aprueben las solicitudes.

La decisión de Mayorkas se dio apenas una semana después de que se le otorgara el estatus de protección a más de 100 mil migrantes haitianos por fuera del límite preestablecido. La gran mayoría de los beneficiarios eran migrantes ilegales recientemente ingresados por la frontera sur de los EE. UU.

Law fue muy crítico con la administración Biden y sobre todo con los funcionarios ligados a las políticas migratorias, a quienes acusó de utilizar los TPS como un “arma política” al encontrar dificultades para implementar su verdadero plan que es una amnistía general para los inmigrantes desde alguna legislación aprobada por el Congreso. 

 

Le recomendamos: Los esfuerzos de Mel Gibson por RESCATAR a Britney Spears de la OSCURIDAD de HOLLYWOOD

Ad will display in 09 seconds

[BENEFICIO COMUNIDAD BLES.COM: 81% DE DESCUENTO en VPN – NAVEGA MÁS SEGURO QUE NUNCA con SURFSHARK – CLICK AQUÍ]

El programa TPS fue creado originalmente para albergar a los extranjeros que se encontraban temporalmente en los Estados Unidos y que no pueden regresar a casa de manera segura porque su país de origen sufrió una catástrofe, como una guerra o un desastre natural.

Pero ahora las TPS están siendo utilizadas por el gobierno como una herramienta legal que les permite generar una especie de amnistía general para los inmigrantes sin tener que enfrentarse a una fuerte discusión en el Congreso que podría resultar en una imagen negativa de sus políticas liberales. 

Según informes del DHS, unos 17 mil venezolanos ya han cruzado ilegalmente desde comienzos de año la frontera sur para obtener el estado de protección que le otorga los Estados Unidos. El sorprendente aumento ha generado comparaciones con la afluencia de cubanos a mediados de siglo que huían del régimen comunista de Fidel Castro. 

La discusión sobre el ingreso de venezolanos a los Estados Unidos se da en un complejo contexto en el que la mitad de los pobres de latinoamérica provienen justamente de Venezuela. De 18,5 millones de personas en situación de pobreza, la nación socialista aporta unos 9,3 millones.

Como si esto fuera poco, todos los indicadores económicos indican que la situación empeorará en los próximos meses. 

La Organización de las Naciones Unidas identificó esta deplorable realidad en febrero y ubicó a Venezuela como la cuarta nación con la peor crisis alimentaria del mundo. El primer país en esa lista fue Yemen; el segundo, la República Democrática del Congo; y el tercero, Afganistán. Esos tres países atraviesan guerras civiles y conflictos bélicos. En el quinto lugar, después de Venezuela, está Etiopía.

Andrés Vacca – BLes.com

 

Suscríbete para recibir nuestras últimas noticias

Al enviar este formulario, acepto los términos.