Redacción BLesLa enigmática agencia del servicio secreto internacional del Reino Unido, conocida por la sigla MI6, declaró como prioridad para su gobierno las polémicas teorías del cambio climático, por lo que realizará un “espionaje verde”, sobre todos los países vinculados a ese acuerdo. 

Rompiendo con los protocolos clásicos, el jefe del Servicio Secreto de Inteligencia (SIS), Richard Moore, antes identificado solo como “C”, concedió por primera vez una entrevista pública en la que expresó su nueva misión, de acuerdo con The Telegraph del 24 de abril. 

Moore explicó que el supuesto cambio climático provocado por el hombre es “el principal tema de política exterior internacional para este país y para el planeta”, refiriéndose al Reino Unido. 

Y en ese sentido la misión de su agencia encuentra aplicación: “Cuando la gente se compromete con el cambio climático, quizá nuestro trabajo sea asegurarnos de que lo que hacen realmente refleja lo que han firmado”.

A su vez, el primer ministro de Reino Unido, Boris Johnson, anunció que su país reducirá sus emisiones de gases que producen el efecto invernadero en un 68% para 2030 y en un 78% para 2035, rivalizando con los proyectos del presidente estadounidense, Joe Biden, quien las pretende reducir al 50%. 

Biden inauguró el 22 de abril la cumbre por el cambio climático organizada por la Casa Blanca, con un polémico discurso llamando a cumplir con la criticada agenda ambientalista de izquierda.

De tratar de cumplir con su promesa, Biden impondría cambios radicales en los sectores de energía y transporte de Estados Unidos, que podrían provocar una profunda crisis económica sin precedentes tanto en los Estados Unidos, como en los países asociados a su economía.

Le recomendamos:

videoinfo__video2.bles.com||064796c2d__

Ad will display in 09 seconds

La promesa de Biden es aún más ambiciosa para el 2050: “Estos pasos pondrán a Estados Unidos en el camino de una economía de emisiones netas cero para 2050 a más tardar”. 

Entre otros planes que acercarían aún más a Biden y a Johnson se encuentra una “alternativa verde” a la iniciativa del Cinturón y la Ruta, en la que los países occidentales financiarían proyectos de infraestructuras verdes en el tercer mundo, para contrarrestar el expansionismo chino.

Este proyecto no deja de generar suspicacias, dadas las medidas permisivas tomadas por ambos gobiernos en favor del PCCh. 

Por otro lado, es de esperar que la agenda de cambio climático de Biden encontrará obstáculos dentro de los Estados Unidos. Los republicanos y conservadores prometieron luchar contra sus propuestas para cambiar el sector energético tradicional estadounidense del carbón y otros combustibles fósiles a favor de las energías renovables. 

En este contexto el senador estadounidense John Barrasso (R-Wyo), miembro principal del Comité del Senado sobre Energía y Recursos Naturales (ENR), se refirió a los posibles perjuicios resultantes del compromiso de Biden. 

“El presidente Biden está comprometiendo unilateralmente a Estados Unidos con una promesa de emisiones drástica y dañina”, dijo Barrasso en un comunicado el 22 de abril. 

“A medida que el presidente establece objetivos de castigo para el país, los adversarios de Estados Unidos como China y Rusia continúan aumentando las emisiones a voluntad. Lo último que necesita la economía son precios más altos de la energía y menos empleos, pero eso es exactamente lo que vamos a conseguir”.

José Hermosa – BLes.com