Redacción BLesLa revista Rolling Stone publicó una carta del famoso cantante, compositor y guitarrista Eric Clapton, donde le cuenta a un amigo suyo el mal momento que pasó después de aplicarse dos dosis de la vacuna contra el virus PCCh del laboratorio AstraZeneca y que incluso temió nunca más poder volver a tocar la guitarra.

“Recibí la primera inyección de AZ y enseguida tuve reacciones graves que duraron diez días. Al final me recuperé y me dijeron que pasarían doce semanas antes de la segunda”, escribió el guitarrista en su carta al activista anti-encierros Robin Monotti Graziadei.

Las cosas empeoraron después de la segunda dosis.

“Unas seis semanas más tarde me ofrecieron la segunda inyección de AZ y la tomé, pero con un poco más de conocimiento de los peligros. No hace falta decir que las reacciones fueron desastrosas, mis manos y pies estaban congelados, entumecidos o ardiendo, y prácticamente inútiles durante dos semanas, temí no volver a jugar nunca más, (sufro de neuropatía periférica y nunca debería haberme acercado a la aguja)”.

Clapton criticó la constante información de los medios y celebridades que instan a la gente a vacunarse sin dudar ni un momento de su seguridad y dijo: “… la propaganda decía que la vacuna era segura para todos”.

El guitarrista fue noticias el año pasado al interpretar una canción escrita por Van Morrison llamada “Levántate y actúa” cuya letra denuncia las medidas para combatir la pandemia como autoritarias.

Clapton explica que siempre se consideró una persona rebelde pero que trata de mantener un equilibrio por el bien de su familia, aunque siente que sabe demasiado como para no decir nada.

“Sigo transitando el camino de la rebeldía pasiva y trato de seguir la línea para poder amar activamente a mi familia, pero es difícil morderme la lengua con lo que ahora sé”, escribió.

Y agregó: “He sido un rebelde toda mi vida, contra la tiranía y la autoridad arrogante, que es lo que tenemos ahora. Pero también anhelo el compañerismo, la compasión y el amor… Creo que con estas cosas podemos prevalecer”.

Sus críticas y su participación en la canción contra los encierros apuntan a recuperar la música en vivo, una actividad que se ha visto cancelada alrededor del mundo porque las autoridades sanitarias no aconsejan que las personas se amontonen.

“Tenemos que levantarnos y que nos cuenten porque necesitamos encontrar una salida a este lío. No vale la pena pensar en la alternativa. La música en vivo podría no recuperarse nunca”, dijo Clapton cuando en diciembre mientras promovía la canción de Morrison.

Le recomendamos: El día que Hillary Clinton presentó a SOROS como el “SALVADOR” de EE. UU.

Ad will display in 09 seconds

A mediados de abril, un periódico escocés local reportó sobre la reacción que una mujer tuvo a la inyección de la vacuna AstraZeneca donde sus venas ‘explotaron’ y sus piernas se veían con un sarpullido sangriento.

La Sra. Beuckmann comenzó a tener una sensación de hormigueo una mañana que evolucionó en un sarpullido con sangre por lo que fue llevada de emergencia al Hospital Universitario Queen Elizabeth.

Estuvo internada 16 días. Tuvieron que enyesarle las piernas, luego las ampollas aparecieron en todo su cuerpo, manos, nalgas por lo que no podía moverse por el dolor.

Reportes de todo el mundo indican más de 5000 muertes ligadas a las vacunas y cientos de miles de reportes de efectos adversos desde ataques epilépticos permanentes hasta parálisis temporal, coágulos de sangre.

Según la información recopilada, con las vacunas del virus chino murió más gente en estos cinco meses que en los últimos 20 años.

 Alvaro Colombres Garmendia– BLes.com