Con dinero girado del Fondo a mediados de año como concepto de asistencia por la pandemia, Argentina cumplió con el pago de este 1ro de noviembre y se prepara para afrontar el pago de diciembre.

Este lunes por la tarde, sin previo aviso, el Tesoro Nacional le giró al Fondo Monetario Internacional (FMI) US$ 391 millones, en concepto de intereses que Argentina le debía al organismo.

La transferencia se realizó mientras el ministro de Economía Martín Guzmán se reunía con el staff técnico del Fondo, liderado por Julie Kozack, en Roma.

El giro de dólares realizado por el gobienro argentino a Washington forma parte de los pagos trimestrales que el Estado nacional tiene comprometidos hacia el Fondo Monetario como parte de los cargos de interés del programa financiero vigente.

Se trata de un dinero que Alberto Fernández había dicho hace pocos días que no preveía pagar, cuando dijo en una conferencia de prensa que “Argentina no se va a arrodillar ante FMI” y condicionó los pagos de intereses a una renegociación de la deuda con el organismo multilateral.

Si bien el monto transferido este 1ro de noviembre no es tan grande, bajo este mismo esquema de pagos que ahora Alberto parece que va a cumplir, Argentina debería pagar el 22 de diciembre unos US$ 1.900 millones más.

Con el pago realizado este lunes al Fondo Monetario, el Gobierno de Alberto Fernández acumula unos US$ 2.470 millones abonados en lo que va del año. El giro más oneroso realizado hasta el momento es el que tuvo lugar el 22 de septiembre pasado, cuando la Casa Rosada tuvo que pagar casi US$ 1.900 millones como parte del primer pago de capital del préstamo Stand By firmado en 2018 durante el gobierno de Mauricio Macri.

Ese pago fue realizado con las divisas que habían ingresado al país desde el FMI a mediados de año con el reparto de Derechos Especiales de Giro (DEG) que el Fondo decidió realizar hacia todos sus países miembro como parte de un plan para asistir financieramente a sus socios para encarar la recuperación económica tras el impacto de la pandemia.

En el caso argentino, ese giro de dólares del FMI implicó para el Ministerio de Economía recibir cerca de US$ 4.300 millones, con los cuales Cristina Kirchner había presionado para que se expanda el asistencialismo pos pandemia y se ganen las elecciones de este año, pero que Guzmán dijo que si no se usaba para re-pagarle al Fondo, el país quebraría.

Todo indicaba que luego de la histórica derrota del kirchnerismo en las PASO, esta vez sí se dejarían de pagar los intereses y el Gobierno usaría el dinero de los DEGs para gasto público, pero con el pago de hoy queda prácticamente confirmado que se usará para afrontar la segunda cuota de capital en diciembre, la de US$ 1.900 millones.

Todavía no se sabe cómo va a hacer Argentina para afrontar los pagos del 2022, que son significativamente más exigentes. El Estado argentino debería, de no lograr una renegociación, repagar cerca de US$ 20.000 millones en varios pagos a lo largo del año, una suma imposible de afrontar con un nivel de reservas como el que tiene el Banco Central en la actualidad.

Fuente: Derechadiario.com

Suscríbete para recibir nuestras últimas noticias

Al enviar este formulario, acepto los términos.