La mujer gritó “ayúdame” mientras se abría camino a través del restaurante de autoservicio

Un grupo de empleados de McDonald’s están teniendo reconocimiento por su rapidez de pensamiento después de haber ayudado a rescatar a una mujer de un hombre que supuestamente la había amenazado con violencia.

La mujer entró en el McDonald’s de Lodi, California, Estados Unidos, justo después de las 2 p.m. del martes y pidió a un empleado detrás del mostrador que llamara a la policía, dijo la Oficina del Sheriff del Condado de San Joaquín en un comunicado.

Ella le dio a la trabajadora el número de la placa de su auto y también le pidió que la escondieran antes de que se dirigiera al baño.

Cuando regresó, intentó hacer un pedido en el mostrador, pero fue detenida por el hombre con el que estaba, Eduardo Valenzuela, quien supuestamente le exigió que ordenara en el auto servicio, dijo la policía.

“Mientras estaba en el auto servicio, ella le dijo a un empleado, ‘AYÚDENME’. En ese momento, los agentes de policía llegaron y hablaron con los empleados dentro del restaurante”, decía el comunicado.

Los empleados de McDonald’s se apresuraron a ir con los oficiales afuera, donde encontraron a la mujer en el asiento del conductor de un vehículo y a Valenzuela, de 35 años, en el asiento del pasajero.

La mujer “sacudida” le dijo a la policía durante el curso de su investigación que Valenzuela supuestamente había sido violento con ella en el pasado. Ella alegó que él le había exigido ese día que lo llevara a visitar a su familia y que la amenazó de muerte con un arma de fuego, dijo la policía.

Se encontró una pistola en el maletero del coche, que había sido robada fuera del estado, según alega la policía.

Valenzuela, cuyos registros carcelarios no incluyen a un abogado, fue fichado en la cárcel del condado de San Joaquín bajo cargos de amenazas criminales, propiedad robada y posesión de un arma de fuego como delincuente, dijo la policía. Su fianza está fijada en $360,000.

Parte de la razón por la que los empleados de McDonald’s fueron preparados para manejar la situación es porque el restaurante es un “lugar seguro” designado, dijo una vocera de McDonald’s a la cadena de Fox, KTXL.

“Somos un lugar seguro, por lo que estamos entrenados en cómo manejar situaciones de crisis como esa. El gerente de nuestro restaurante hizo que nuestros empleados sostuvieran la línea de conducción para que pudiéramos evitar que el auto avanzara”, dijo la vocera.

Un “lugar seguro” significa que cualquier persona que se encuentre en crisis o que necesite un lugar donde quedarse puede acudir a él en busca de ayuda, según el sitio web de Golden State McDonald’s. Otros lugares incluyen, bibliotecas, estaciones de bomberos y tiendas de comestibles.

“Creo que fue una de esas cosas de pelear o escapar,” dijo la portavoz sobre la ayuda rápida de los empleados. “Simplemente se hicieron cargo y no dudaron”.

Te puede interesar: La maldad no tiene límites

videoinfo__video2.bles.com||6a9c45a50__

Ad will display in 09 seconds