Redacción BLesEl senador republicano por Arkansas, Tom Cotton, presentó un proyecto de ley para prohibir que los militares sean adoctrinados con la así llamada ‘teoría crítica de la raza’ que fundamentalmente argumenta que la gente blanca es racista innatamente y que Estados Unidos es un país racista, reportó el Western Journal.

“Las teorías antiamericanas y racistas, como la Teoría Crítica de la Raza (CRT por sus siglas en inglés), enseñan a los estudiantes a desconfiar e incluso a odiar a su país y a sus conciudadanos. Las Fuerzas Armadas de los Estados Unidos no deberían promover o fomentar de otro modo las teorías antiamericanas y racistas que desmoralizan y dividen a sus miembros, a la vez que socavan su misión de “ser fieles y leales” a la Constitución.”, dice el proyecto de ley.

“Estas ideas racistas no sólo socavan la fe de nuestras tropas en los demás, sino que también erosionan su confianza en los principios rectores de nuestro país. El ejército de los Estados Unidos no debería promover ideas tan divisivas y antiamericanas”, escribió Cotton.

Algunos de los temas centrales que la teoría crítica de la raza propone son que ‘Estados Unidos es un país fundamentalmente racista’, o cosas como que el carácter moral o el valor de una persona está determinado por su raza, que los blancos cargan con el pecado de sus ancestros por haber sido dueños de esclavos y que por haber nacido blancos son racistas.

Efectivamente las premisas de la CRT son racistas y divisivas hacia los blancos porque al creer en ellas el resultado final sería que los blancos sean odiados, castigados y esclavizados para que ‘paguen’ por lo que sucedió hace casi un siglo, sin importar qué tipo de personas sean hoy.

“La fuerza de nuestro ejército depende de la unidad de nuestras tropas y del conocimiento de que Estados Unidos es una nación noble por la que vale la pena luchar”, dijo Cotton al presentar la legislación.

Considerando que la sociedad estadounidense y por ende el ejército tiene una vasta diversidad genuina de razas, etnias y personas de diferentes trasfondos sociales, aunque Estados Unidos sigue siendo principalmente un país caucásico, imponer tales teorías sólo podría derivar en un conflicto interno capaz de destruir el sentido de unidad necesario en un ejército.

En septiembre de 2020, Trump firmó una orden ejecutiva para eliminar la teoría crítica de la raza de las instituciones federales.

Le recomendamos:

La propuesta de Cotton es una respuesta al avance del adoctrinamiento demócrata

El jefe del pentágono de Biden, Lloyd Austin dijo aun antes de asumir que lucharía para limpiar las tropas “de racistas y extremistas”.

Reportes recientes denuncian el uso de textos que promueven la teoría crítica de la raza en la lista de materiales de lectura para los militares.

De manera similar una presentación de diapositivas de la armada que se filtró a los medios revela que para un militar está bien hablar del movimiento ‘Black Lives Matter’ pero no de otras posturas políticas opuestas a este.

Si bien el término ‘extremista’ no está definido con claridad por los demócratas, la dirección en la que la administración Biden está yendo, es más que clara.  

Alvaro Colombres Garmendia – BLes.com