Redacción BLesLa fábrica de autos china SAIC lanzó al mercado local una SUV que viene equipada con una aplicación creada por Alibaba para que los usuarios ‘estudien el pensamiento de Xi’ el actual líder del Partido Comunista Chino, la cual está directamente enlazada al ‘sistema de crédito social’ de China donde los usuarios suman o pierden puntos a partir de cuan bien o mal conocen las doctrinas de su líder.

La ‘novedad’ no es realmente algo novedoso. En febrero de 2019 Alibaba, el gigante chino compras online que incluso cotiza sus acciones en Wall Street, ya había creado la aplicación llamada ‘Xuexi Qiangguo’ – ‘estudiar para hacer el país fuerte’ – con la cual la gente aprende el ‘pensamiento de Xi’, su visión del ‘socialismo con características chinas’ e intenta crear un culto de adoración hacia el líder actual del PCCh.

Con la nueva asociación entre SAIC y Alibaba, las personas solo necesitan dar un comando de voz para que la aplicación comience a reproducir frases del líder comunista. Además, el usuario puede hacer una especie de examen y si las respuestas son buenas, sube el ‘crédito social’ y por otro lado si el usuario no demuestra conocimiento del ‘pensamiento de Xi’ esto puede afectar el puntaje social.

Las empresas también utilizan la aplicación de propaganda como parte de su proceso de evaluación de los empleados, y que las puntuaciones bajas en el cuestionario se convierten en un obstáculo para el ascenso.

El ‘sistema de crédito social’ de China es un método abusivo que utiliza el gobierno para vigilar el comportamiento de sus ciudadanos y calificarlos o darles un puntaje que a su vez les permite o niega el acceso a cosas básicas como comprar un pasaje de avión o tren. Algunas personas incluso son arrestadas por su ‘mal comportamiento’ que abarca hasta una mínima crítica al régimen o simplemente haber difundido noticias que el gobierno considere peligrosas.

Una mujer china, Wang Longmen, radicada en Francia habló con los medios para explicar el alcance de la aplicación de Alibaba: “Hace un tiempo se descubrió que esta aplicación, Xuexi Qiangguo, recopila datos de los ciudadanos. Esto significa que si instalas la app en tu coche, las autoridades podrán rastrear tu paradero”.

Si bien los medios locales festejaron la popularidad de la aplicación con 43 millones de bajadas, empleados de Alibaba que hablaron en condición de anonimato indicaron que los miembros del partido fueron forzados a bajar la aplicación y los líderes residenciales hicieron grandes esfuerzos por promoverla en sus comunidades.

La sociedad entre Alibaba, SAIC y el gobierno chino expone el nivel de cooperación que existe entre las empresas o compañías ‘privadas’ y el gobierno chino que están dispuestas a realizar inversiones millonarias es una aplicación o en un auto con fines no comerciales y con la potencial pérdida financiera solo para satisfacer a las autoridades.

No es exagerado decir que para triunfar en China, se necesita la ‘bendición’ del Partido Comunista Chino.

Le recomendamos: El MENSAJE más IMPORTANTE de Trump: “Somos una nación bajo Dios”

Ad will display in 09 seconds

Otros usos del ‘sistema de crédito social’

Reportes del sitio web Minghui.org cuya misión principal es proveer información de primera mano sobre la persecución a los practicantes de Falun Dafa, el grupo más grande de creyentes perseguidos en China actualmente, indican que el sistema de crédito social también es utilizado para identificar a los creyentes que son blancos de persecución religiosa en China.

Utilizando las tecnologías de reconocimiento facial y de voz, entre otras, el PCCh dará a cada persona una puntuación basada en su actividad, incluyendo su historial de navegación por Internet, sus publicaciones en las redes sociales, su historial de compras, su historial médico y educativo, sus creencias personales, sus antecedentes penales e incluso con quién se relaciona.

Las puntuaciones se reducen para aquellos que han sido condenados a prisión (prisioneros de conciencia) o han recibido sanciones administrativas, aquellos que forman parte de lo que el PCCh ha denominado “sectas perversas”, aquellos cuyas opiniones políticas difieren de las del PCCh, e incluso aquellos cuyos familiares o amigos han criticado al PCCh.

Las personas con baja puntuación no podrán viajar en avión, tren de alta velocidad, trabajar como empleados del gobierno, obtener un préstamo, etc. Sus bajas puntuaciones no sólo afectarán a sus propias vidas, a su trabajo y a sus viajes, sino también a la educación de sus hijos y a sus perspectivas laborales.

Algunos practicantes de Falun Dafa denunciaron haber sido detenidos en la estación de tren al intentar comprar un billete después de que el sistema de crédito social se activara con su “perfil social”.

 Alvaro Colombres Garmendia– BLes.com