Redacción BLesEl policía acusado de causar la muerte del drogadicto George Floyd en Minnesota, EE. UU. el año pasado, fue condenado por los cargos presentados ante un jurado amenazado, y carente de evidencias contundentes, cediendo así a la presión excesiva de la izquierda radical. 

La presión a todos los niveles fue tan grande que la cuestionable “alegría” del presentador de Fox News, Greg Gutfeld, fue respondida por la presentadora del programa The Five, Dana Perino, tal como lo citó Business Insider el 21 de abril.  

“Greg, no sacrificamos a los individuos en aras de cómo se siente la gente”, definiendo de esta manera lo que realmente ocurrió con el veredicto de Chauvin, donde la justicia habría pasado a un lugar secundario. 

No fue solamente la representante demócrata Maxine Waters, quien incitó a los violentos manifestantes a recrudecer sus acciones diciendo: “Tenemos que permanecer en la calle, y tenemos que ser más activos, tenemos que ser más confrontativos”.

De hecho, la turba ya había anunciado que quemaría las ciudades hasta los cimientos, como una amenaza de replicar a mayor escala la destrucción que ya habían protagonizado el año pasado en muchas ciudades del país.

Inmediatamente después de que se le exigiera a la presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, que sancionara a Waters por su peligrosa arenga llamando a romper la ley, no solo no la castigó, sino que le brindó su polémico apoyo. 

El mismo presidente demócrata, Joe Biden, expresó sus preferencias antes de que se pronunciara el veredicto, además de otras figuras políticas algo que era inadmisible en el pasado. 

Además, los medios locales publicaron las biografías de todos los miembros del jurado, cuya identidad se suponía que debería permanecer en el anonimato, como una forma de protección para ellos y sus familias.  

Le recomendamos:

“Así que estábamos lidiando con lo que creíamos que era una sensación de extorsión. Que si esto no iba de cierta manera, estoy diciendo la verdad, si no iba de cierta manera, iba a haber destrucción. Eso lo sabemos. ¿Por qué fingir lo contrario? Vamos”, comentó también Gutfeld. 

Por su parte, el fiscal y analista de Fox, Andy McCarthy, confirma las irregularidades del juicio con sus anotaciones: “La mejor manera de demostrar que el jurado no fue embaucado para condenar habría sido si las deliberaciones se hubieran prolongado durante unos días, si tal vez hubieran absuelto un cargo, si hubieran dejado constancia de que habían hecho una valoración discriminatoria de las pruebas”, lo que no fue así.

Y agregó: “la mejor manera de que [Derek Chauvin] demuestre que podría no haber tenido el debido proceso es un veredicto rápido sin notas en el que simplemente condenen por todo. Y eso es lo que ocurrió”.

Por su parte, el juez Peter A. Cahill le concedió a Chauvin la opción de utilizar las imprudentes interferencias de Waters, como argumento válido para solicitar la anulación de cualquier condena de culpabilidad en la apelación.

“Les concederé que la congresista Waters puede haberles dado algo en la apelación que puede resultar en la anulación de todo este juicio”, dijo Cahill, quien previamente había calificado al menos de “irrespetuosas” las intervenciones de Waters. 

Todo este lamentable proceso iniciado desde mayo con la muerte de Floyd bajo custodia policial, ha causado mucho dolor, la muerte de muchas personas y la destrucción de millares de propiedades en muchas ciudades de Estados Unidos, todo ello con el patrocinio de la izquierda radical. 

José Hermosa – BLes.com