Redacción BLesEl gobernador republicano de Florida, Ron DeSantis, expresó su rechazo a la implementación del pasaporte sanitario en los Estados Unidos y prometió usar su poder ejecutivo para evitar que en su estado sea un requisito.

Los comentarios del gobernador fueron en reacción a los reportes de este lunes 29 de marzo que anunciaron que el sector privado está trabajando con la administración Biden para implementar el así llamado pasaporte sanitario el cual fundamentalmente reúne información personal de la persona y avisa si el individuo ha recibido la vacuna contra el virus PCCh.

“No somos partidarios de eso. Creo que es algo que la gente tiene ciertas libertades y libertades individuales para tomar decisiones por sí mismos”, dijo DeSantis, y agregó que “es completamente inaceptable que tanto el gobierno como el sector privado te impongan el requisito de mostrar una prueba de la vacuna para simplemente poder participar en la sociedad normal”.

El republicano instó a la legislatura a tomar acciones para proteger a sus constituyentes pero afirmó que usará su poder ejecutivo de emergencia si llegara a darse el caso.

Con un enfoque libertario similar al del expresidente Trump, DeSantis dijo está haciendo todo lo posible para que la vacuna esté disponible para todos, especialmente para la población de riesgo, pero que nunca será obligatorio en su estado vacunarse, menos aún algo como tener que probar que uno está vacunado para poder ingresar a un supermercado.

Según The Post Millennial, el republicano dijo: “Sólo quiero dejar muy claro que en Florida no estamos haciendo ningún pasaporte sanitario. Todos los expertos dijeron que era una mala idea. Creo que es una mala idea y por eso no se hará. Así que la gente debe vacunarse, si quiere, obviamente se lo proporcionaremos, pero bajo ninguna circunstancia el estado les pedirá que muestre una prueba de vacunación, y no creo que las empresas privadas deban hacer eso tampoco”.

Le recomendamos:

Un experto en la seguridad de datos expresó su preocupación por esta nueva modalidad global para controlar a la gente, los pasaportes sanitarios.

Al ingresar todos los datos posibles del individuo para que este pueda por ejemplo viajar, el país que visita también tendrá acceso a toda su información personal y eventualmente habrá una gran base de datos compartida entre los gobiernos del mundo.

Debido a la complejidad del flujo de datos en el ciberespacio entre un país y otro, estos finalmente se podrán encontrar con una simple búsqueda de Google y cualquiera podrá acceder a ellos pagando unos cuantos dólares.

Aplicando un simple filtro, los gobiernos podrán saber quienes se vacunaron y quienes no, y en base a esto podrán ejercer cierto tipo de discriminación al favorecer a un grupo y perjudicar a otro a la hora de tomar decisiones.

Sin mencionar que será el fin de la poca privacidad que queda en la vida de las personas.

Alvaro Colombres Garmendia – BLes.com