Redacción BLes – El alto mando militar no dejará de asesorar al Despacho Oval en materia de defensa nacional a pesar de la fallida retirada de Afganistán.

El general Mark Milley se negó a dejar de presidir el Estado Mayor Conjunto, a pesar de que asesoró a la administración de Joe Biden en una fallida evacuación de tropas estadounidenses del país de Oriente Medio.

“Como oficial militar de alto rango, dimitir es algo realmente serio”, dijo según informó Mediaite, el 28 de septiembre. “Es un acto político si dimito en señal de protesta”.

Las declaraciones se produjeron después de que el senador Tom Cotton (republicano de Arkansas) aprovechara una reunión del Comité de Servicios Armados del Senado para interrogar al general, al Secretario de Defensa Lloyd Austin y al comandante del Mando Central de Estados Unidos, el general Kenneth McKenzie, por no haber advertido a Biden sobre la rapidez de la retirada de Afganistán.

La velocidad de la retirada fue ampliamente criticada por haber provocado el colapso del gobierno afgano respaldado por Estados Unidos y la rápida toma de posesión de los talibanes en Kabul. Sin embargo, Milley sigue creyendo que desempeñó sus funciones de la mejor manera posible.

“Mi responsabilidad estatutaria es proporcionar asesoramiento legal o el mejor asesoramiento militar al presidente”, dijo según la publicación. “Ese es mi requisito legal [y] eso es lo que dice la ley”.

El presidente Biden admitió previamente en la televisión nacional que ninguno de sus principales asesores militares le dijo que no se retirara de Afganistán a tiempo.

Milley replicó que no es su trabajo tratar de hacer cambiar de opinión al presidente.

“El presidente no tiene que estar de acuerdo con esos consejos, no tiene que tomar esas decisiones solo porque seamos generales”, dijo. “Sería un increíble acto de desafío político que un oficial comisionado simplemente dimitiera porque no se aceptan mis consejos”.

“Este país no quiere que los generales decidan qué órdenes vamos a aceptar y hacer o no; ese no es nuestro trabajo”, añadió. “El principio del control civil de los militares es absoluto, es fundamental para esta República… No voy a dimitir”.

Milley tiene la intención de cumplir sus órdenes, siempre que provengan de una autoridad civil y estén dentro de la ley.

Senadores de ambos lados del sector creen que la retirada de Estados Unidos de Afganistán se gestionó de forma ineficaz. Puso en riesgo la vida de las tropas estadounidenses y también disminuyó la posición estratégica de Estados Unidos en la región, según la red de noticias One America.

 

El senador Josh Hawley (republicano) declaró que la evacuación afgana de la administración Biden fue una catástrofe.

“Los hombres que la planificaron -el general Milley y el Secretario [de Defensa] Austin- deberían dimitir”, dijo en Twitter.

Hawley cree que la administración Biden retrató falsamente la caótica evacuación para que pareciera estar bajo control. Afirma que la estrategia pretendía fomentar una cobertura de prensa favorable.

Dan Knight – BLes.com

Suscríbete para recibir nuestras últimas noticias

Al enviar este formulario, acepto los términos.