Redacción BLes – De la mano de un creativo artista, Deng Yufeng, se montó una curiosa puesta en escena a lo largo de 1,1 km (el equivalente a 0,7 millas) de una avenida de Beijing.

¿Con qué propósito? Demostrar cuán difícil era esquivar las cámaras de circuito cerrado de la capital china.
No es nada común que los ciudadanos chinos organicen protestas contra la vigilancia del gobierno, ya que no están exento de riesgos a represalias.

Pero sin dudas, la creatividad de Deng ideando formas innovadoras de sacar a la luz el preocupante problema de la vigilancia extrema es para aplaudir.

Mira el informe completo en el siguiente video

Suscríbete para recibir nuestras últimas noticias

Al enviar este formulario, acepto los términos.