Redacción BLes – El 22 de septiembre, un diplomático de un país gobernado por los comunistas sugirió a los líderes estadounidenses que probaran el estilo de liderazgo chino.

Qin Gang sorprendió al animar a todos los estadounidenses a seguir el estilo de gobierno del Partido Comunista chino (PCCh).

El embajador chino en Estados Unidos equiparó la “democracia” de Beijing con la definición del presidente Abraham Lincoln sobre un sistema político elegido de forma justa.

Luego afirmó que los antiguos griegos “inventaron el gobierno representativo” y que China continental también fue “democrática”. Una afirmación engañosa, ya que el PCCh adopta un modelo de gobierno autoritario, así lo afirma el sitio web del Consejo de Relaciones Exteriores.

El embajador afirmó que todo el mundo debería considerar al PCCh una “democracia socialista” porque está “unido al pueblo, al servicio del pueblo”.

En realidad, muchos regímenes de izquierda adoptan la palabra “pueblo” para referirse a una teoría marxista según la cual todo es propiedad de la comunidad y no existe la propiedad privada.

Las declaraciones se produjeron durante un Foro virtual de Think Tank, organizado conjuntamente por el Centro Carter y la Fundación George HW Bush sobre las relaciones entre Estados Unidos y China.

Anteriormente, Xi difundió una ideología similar en la Asamblea General de las Naciones Unidas, afirmando que la democracia no es un “monopolio” de una sola nación, sino que es el interés de “los pueblos de todos los países”.

Estos comentarios no tardaron en suscitar duras críticas en diferentes redes sociales.

“La democracia significa más que un partido”, dijo un usuario.

“Un ciego predica los colores del arco iris”, dijo otro usuario.

“El PCCh ha gobernado con las armas durante más de 70 años, ¿cómo se atreve cualquier otro grupo a competir por el poder a través de las elecciones?”, añadió otro usuario. “¿Tiene la gente derecho a la libertad de expresión?”

Qin ordenó silencio a Estados Unidos

En una reunión privada anterior, Qin habría ordenado a los funcionarios estadounidenses que “se callen” si no se pueden resolver las diferencias diplomáticas. La brusca respuesta a una pregunta sobre lo que pueden hacer Estados Unidos y China para mejorar las relaciones bilaterales sorprendió a muchos de los asistentes.

Exfuncionarios estadounidenses, académicos y empresarios con muchos años de experiencia en asuntos de China habían organizado la reunión en cuestión. También asistieron el exSecretario de Estado Henry Kissinger (republicano) y el exSecretario del Tesoro Jacob Lew (demócrata).

Cabe aclarar que la Organización de las Naciones Unidas (ONU) define la democracia de forma muy diferente a la del PCCh.

“Deben celebrarse verdaderas elecciones libres para que los ciudadanos puedan ejercer su derecho a votar a los representantes y a presentarse a las elecciones y, al mismo tiempo, disfrutar del derecho de expresión, de la libertad de prensa y de la libertad de reunión”, dice el sitio web de la ONU.

Hace más de 70 años el PCCh hace lo contrario en China continental. No existe un proceso electoral libre ni libertad de expresión, prensa y reunión.

Recientemente, Freedom House clasificó la libertad de Internet de China en último lugar por séptimo año consecutivo de entre más de 70 países.

Existen otros informes independientes que dan cuenta de la cantidad de violaciones a los derechos humanos que existen en el país asiático; incluso recientemente se llevó a cabo un seminario sobre la sustracción forzada de órganos que ejecuta el régimen chino contra prisioneros de conciencia.

Y otra causa de su larga lista de crímenes impunes es la propagación del virus PCCh, conocido como covid-19, el cual tiene su origen en los laboratorios de Wuhan.

Linda Aniston – BLes.com

Suscríbete para recibir nuestras últimas noticias

Al enviar este formulario, acepto los términos.