Dejando tanques, helicópteros y aviones cazas, miles de estadounidenses que no llegaron a evacuar y afganos que tenían VISA para irse del país, Estados Unidos concreta su salida del Aeropuerto Hamid Karzai de Kabul y termina su presencia en Afganistán.

El último vuelo militar estadounidense salió del Aeropuerto de Kabul, anunció el Pentágono, poniendo fin oficialmente a la presencia de Estados Unidos en Afganistán tras 20 años de operaciones militares en el país, y después de un caótico esfuerzo de evacuación que dejó a miles de estadounidenses varados.

El general Kenneth McKenzie, comandante del Comando Central de Estados Unidos, dijo que Estados Unidos evacuó a un total de 130.000 personas de Kabul, incluidos 6.000 ciudadanos estadounidenses, desde el 14 de agosto, un día antes de que los talibanes tomaran el control de la ciudad.

“Estoy aquí para anunciar la finalización de nuestra retirada de Afganistán”, dijo McKenzie a los periodistas durante una rueda de prensa en el Pentágono el lunes. “La retirada de esta noche significa tanto el final del componente militar de la evacuación como el final de la misión de casi 20 años que comenzó en Afganistán poco después del 11 de septiembre de 2001“.

Lamentablemente, quedaron miles de personas que querían irse del país y no pudieron, entre ellos miles de estadounidenses, que quedaron varados en Kabul.

En su fallida retirada, Estados Unidos dejó equipamiento de industria norteamericana, valuada en 85 mil millones de dólares, en manos del Talibán; 22.000 humvees, 170 tanques, 110 helicópteros, 70 aviones cazas y cientos de miles de rifles y pistolas, y más.

Donald Trump publicó en su página web un comunicado repudiando el desastroso retiro de tropas de Biden, y dijo que si él fuera presidente exigiría que este equipamiento sea devuelto a Estados Unidos.

“Nunca en la historia se manejó tan mal una retirada de guerra. TODO EL EQUIPAMIENTO que quedó en manos del Talibán debe ser devuelto a Estados Unidos, y si no aceptan, debemos ir con toda la fuerza militar, o al menos bombardearlos hasta el infierno“, aseguró el ex presidente.

Los talibanes se apoderaron de Afganistán a principios de este mes después de que Estados Unidos se replegara a Kabul, quitándole el soporte aéreo al Ejército afgano y facilitando el colapso del Gobierno central. Los talibanes finalmente llegaron a Kabul el 15 de agosto cuando el presidente Ashraf Ghani huyó del país y las fuerzas gubernamentales colapsaron.

Sin embargo, las fuerzas estadounidenses mantuvieron el control del aeropuerto mientras trabajaban para evacuar a ciudadanos estadounidenses, nacionales de terceros países y aliados afganos, antes del 31 de agosto, fecha pactada con los talibanes en una suerte de pacto de no agresión.

“Todos y cada uno de los miembros del servicio estadounidense están ahora fuera de Afganistán. Puedo decir eso con absoluta certeza”, dijo McKenzie este lunes.

Fuente: Derechadiario.com.ar

Temas: