Redacción BLesEl atacante que estrelló su vehículo contra dos policías que se encontraban frente a la valla que rodea el Capitolio, en Washington, EE. UU., identificado como Noah Green, afrodescendiente de 25 años, era seguidor de Louis Farrakhan a quien consideraba el mesías.

Si bien el caso aún se encuentra bajo investigación, de acuerdo con los videos se sabe que Green luego del impacto salió de su auto con un gran cuchillo y se dirigió a agredir a los policías a pesar de las órdenes para que se detuviera, de acuerdo con National File del 2 de abril. 

Green había elogiado ampliamente a Farrakhan en su perfil de Facebook, al igual que otros demócratas importantes. Entre sus notas se encontraban alusiones al “fin de los tiempos” y a “enfrentarse a la muerte”.

También escribió el 17 de marzo: “Sin embargo, el camino se ha frustrado, ya que Alá (Dios) me ha elegido para otras cosas. A lo largo de la vida me he fijado metas, las he alcanzado, me he fijado otras más altas y luego se me ha exigido que las sacrifique”.

Asimismo, consideró en sus notas a Farrakhan y a su predecesor, Elijah Muhammad, como encarnaciones de Jesucristo cuyas enseñanzas cambiaron su vida.

Extrañamente, Facebook se apresuró a borrar las publicaciones de Green, hecho que admitió posteriormente, argumentando que era parte de sus políticas.

Louis Farrakhan es el actual líder del movimiento Nación del Islam, el grupo islámico radical nacionalista negro, quien es reconocido como ““notorio racista antiblanco”, como lo describe el autor Jack Hadfiel, había dicho que los blancos “merecen morir”.

Le recomendamos:

Uno de los demócratas que también elogió a Farrakhan fue el senador demócrata por Georgia, Raphael Warnock, quien lo consideró una “voz importante” en el contexto de la teología de los afrodescendientes.

“Fueron los musulmanes negros los que desafiaron a los predicadores negros y dijeron ‘estáis promulgando la religión del hombre blanco. Esa es una religión de esclavos'”, dijo Warnock en el 2013, de acuerdo con Fox News. 

Asimismo, el actual fiscal general de Minnesota, Keith Ellison, fue asiduo visitante de Farrakhan, para quien trabajó durante 18 meses, para admitir posteriormente que ya no tenía relaciones con su grupo, informó National File. 

Entre otros demócratas que tuvieron alguna proximidad con Farrakhan se encuentran el expresidente, Barack Obama, la representante californiana Maxine Waters, y el representante de Illinois, Danny Davis.   

José Hermosa – BLes.com