La dueña de una guardería en Colorado, Estados Unidos fue sentenciada a prisión por esconder a varios niños en el sótano del lugar. 

COLORADO, EE. UU.- Una mujer dueña de la guardería Mountain Play Place de Colorado, Estados Unidos, fue sentenciada a seis años de cárcel luego de ser encontrada culpable de esconder a 26 niños en el sótano de la estancia infantil. 

El hecho fue descubierto por las autoridades en 2019, y según los padres, la situación provocó traumas en los menores que vivieron tal situación.  

De acuerdo a NBC News, la mujer identificada como Carla Faith, fue condenada a prisión por los delitos de abuso infantil, intentar influir en un servidor público y obstrucción de un agente del orden público. 

Mujer solo podía cuidar seis niños en su guardería 

Según señala el medio MilenioFaith solo tenía permitido cuidar a un máximo de seis niños, y solo dos de ellos podían tener menos de dos años de edad. 

Al ser visitada por agentes para realizar una inspección en la guardería, la mujer negó tener más niños a su cargo, pero debido a que se escuchaba música y llantos de niños se inició una investigación.  

Ante esto, uno de los agentes localizó el sótano de la propiedad, el cual estaba escondido en una pared falsa que se encontraba en una escalera.  

También había más trabajadores en la guardería 

Las autoridades también descubrieron a dos empleados del lugar, una de ellas, Valerie Fresquez, aceptó su culpabilidad y testificó contra Faith en el juicio, según detalló la cadena local KRDO-TV. 

La otra empleada, Christina Swauger, también fue encontrada culpable, y hasta el momento continúa esperando su sentencia. 

Sobre los niños, estos fueron encontrados sudados y con sed, además de que muchos tenían los pañales sucios.  

Padres señalan que esta situación generó traumas en sus hijos 

Por su parte, los padres de familia declararon que tras el incidente sus hijos han tenido crisis de ansiedad y problemas para dormir, incluso algunos de ellos tienen que ir a terapia psicológica. 

“Dormimos con las luces encendidas en nuestra casa. Mis hijos están ansiosos. Temen al mundo”, comentó Kim Marshall, madre de familia. 

Respecto Faith, su abogado Josh Tolini, afirmó que su clienta tomó decisiones increíblemente malas respecto a la guardería, debido a que le costaba negar el servicio a los padres.  

Finalmente se emitió una orden de detención en contra de una cuarta persona que supuestamente trabajó en la guardería. 

Fuente: elimparcial.com

Suscríbete para recibir nuestras últimas noticias

Al enviar este formulario, acepto los términos.