Redacción BLesEl reconocido grupo de médicos activistas presentó una solicitud para revocar el uso de emergencia de la vacuna contra el virus PCCh en niños en la Corte para el Distrito Norte de Alabama de los Estados Unidos el 20 de mayo argumentando que el riesgo de los menores de 16 años es ‘estadísticamente cero’.

America’s Frontline Doctors (AFLD por sus siglas en inglés) realizó una presentación legal en un juzgado dirigida a la Administración de Medicamentos y Comida (FDA), los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) el Departamento de Salud (DHHS) y los Institutos Nacionales de Salud (NIH) “solicitando una orden de restricción temporal contra la autorización de uso de emergencia (EUA) que permite el uso de las vacunas COVID-19 en niños menores de 16 años”.

En su comunicado, AFLD explica que basados en la evidencia científica las vacunas contra el virus chino nunca tendrían que haberse autorizado para su uso en primer lugar y que en el proceso de autorizar su uso se han quebrantado varias leyes.

La fundadora de AFLD, Simone Gold, quien fue noticia el año pasado cuando el expresidente Trump publicó en su cuenta de Twitter un video donde los médicos afirmaban que la hidroxicloroquina era un medicamento efectivo para tratar el coronavirus, declaró:

“Los médicos estamos a favor de las vacunas, pero esto no es una vacuna. Se trata de un agente biológico experimental cuyos daños están bien documentados (aunque suprimidos y censurados) y crecen rápidamente, y no apoyaremos que se utilice a los niños de Estados Unidos como conejillos de indias”.

Según la Dra. Gold para seguir administrando las vacunas contra el virus chino habría que esperar hasta el 31 de octubre de 2022 para Moderna y 27 de abril de 2023 para Pfizer.

“Estamos sorprendidos por la mera discusión de esto, y no nos quedaremos callados mientras los estadounidenses sean utilizados como conejillos de indias para un virus con una supervivencia del 99,8% a nivel mundial y del 99,97% por debajo de los 70 años”, declaró la médica, que también es abogada.

El porcentaje de supervivencia de personas menores a 20 años es estadísticamente cero, dijo la médica.

Le recomendamos: El MENSAJE más IMPORTANTE de Trump: “Somos una nación bajo Dios”

Ad will display in 09 seconds

“Hay 104 niños de 0 a 17 años que murieron por COVID-19 y 287 por COVID + Influenza – de ~72 millones”, afirmó la Dra. Simone Gold. “Esto equivale a un riesgo cero. Y nosotros, los médicos, no toleraremos que se ofrezca a los niños algo que no necesitan y de los que un porcentaje desconocido sufrirá”.

En su presentación legal, los médicos dicen que “rechazan explícitamente el término “vacuna” como descripción de las inyecciones aprobadas bajo la EUA para su uso en la reducción de los síntomas de COVID-19”.

Que según “la definición tradicional de una vacuna según el Diccionario de Cambridge es ‘una sustancia que contiene un virus o una bacteria en una forma que no es dañina, administrada a una persona o animal para evitar que contraiga la enfermedad que el virus o la bacteria causa’”.

Pero para la creación de las vacunas contra el virus PCCh, dice el grupo “se han modificado en varios puntos para poder incluir el material sintético y experimental denominado coloquialmente ‘vacunas COVID-19’”. Para diferenciar estas vacunas con las tradicionales, AFLD se refiere a ellas como ‘inyecciones’.

Con respecto a la seguridad de las vacunas contra el virus PCCh

Según el reconocido presentador de noticias de Fox News, Tucker Carlson, más de 3700 personas murieron como resultado de la vacuna contra el coronavirus en lo que va del año solo en Estados Unidos pero se estima que el número es potencialmente más grande.

Según las estadísticas de VAERS (reporte de efectos adversos de las vacunas), en cuatro meses hasta abril de 2021, murieron más personas por las vacunas que en los últimos 10 años.

Reportes de diferentes partes del mundo detallan efectos adversos como parálisis temporal de las extremidades, convulsiones permanentes de cuerpo entero, sarpullidos severos, etc.

Un informe reciente de Suecia denuncia que más de 30.000 personas sufrieron efectos adversos con la vacuna experimental contra el virus PCCh.

Si bien existe una tendencia ‘oficial’ de convencer a la población que con las vacunas la gente podrá volver a la normalidad, las muertes y los efectos adversos han generado cada vez más rechazo de la gente a vacunarse y la ‘fe ciega’ en que las vacunas podrían salvar a la humanidad, es desafiada estudios recientes que muestran que la autoinmunidad que generó la gente que se contagió del virus chino, es mayor que las personas que se vacunaron con tales fines.

 Alvaro Colombres Garmendia– BLes.com