Redacción BLes– Un joven y prometedor atleta de Missouri murió en un extraño accidente de ascensor el martes 31 de agosto, y los detalles son estremecedores.

JauMarcus McFarland, de 19 años, acababa de trasladarse desde Missouri para jugar al fútbol en la Champion Prep Academy de Atlanta. Él y sus compañeros vivían en un edificio de Highland Avenue NE cuando ocurrió el suceso el martes, informa el NY Post.

Esta semana se han ido revelando detalles sobre los acontecimientos que condujeron al desastre del ascensor. El Departamento de Policía de Atlanta hizo público el viernes un vídeo de una cámara corporal que muestra los acontecimientos que condujeron a la inmovilización de McFarland y el posterior esfuerzo por liberarlo.

El policía que llevaba la cámara corporal se dirigió a la oficina de la administración del edificio después de que McFarland fuera trasladado al hospital y examinó el vídeo del ascensor. El vídeo de seguridad que se presentaba fue captado por su cámara corporal. El ascensor se dirigía hacia abajo, sus puertas estaban abiertas y había una multitud en el ascensor.

Mientras unos pocos individuos consiguen huir, McFarland intentó salir del ascensor, pero éste comenzó a moverse lentamente, y quedó atrapado entre la parte superior del ascensor y el piso de arriba. Tras ser liberado por los bomberos, fue trasladado al hospital, pero no pudo ser salvado.

En una página de GoFundMe para el deportista se podía leer: “JauMarcus era un maravilloso compañero de equipo que tocó las vidas de los que le rodeaban”, y se añadía: “Estamos perdidos y su familia en Missouri está totalmente devastada”.

Según los relatos, el adolescente, que aspiraba a ser jugador profesional de fútbol americano, había estado viviendo en el edificio con otros deportistas. Según WSBT, se sabe que el ascensor tenía dificultades de funcionamiento y estaba previsto que se sometiera a una inspección estatal en agosto de 2020.

Bryson Grove, un compañero de equipo, dijo a la estación: “Sabíamos que algo como esto iba a suceder un día”, entonces” “No sabíamos que iba a tomar la vida de uno de nuestros compañeros de equipo”.

Sin embargo, el administrador de la propiedad, Nathan Phillips, declaró que el ascensor tenía 16 pasajeros a bordo cuando se produjo el inesperado accidente, lo que hizo que la capacidad de peso superara el límite de 1.300 kilos.

En una declaración a WXIA, Phillips dijo: “Lamentablemente, esto parece ser lo que inició el efecto dominó de los acontecimientos que condujeron a la desafortunada muerte de este joven”, y añadió: “Esta es una tragedia horrible, y nos entristece profundamente que esto haya sucedido”.

Michael Carson, entrenador de la academia de McFarland, describió a todos los chicos como “nuestros hijos”.

Dijo al Journal-Constitution: “Uno valora el tiempo, los segundos, los minutos, las horas que tiene que pasar con estos chicos”, así que “espero que se den cuenta de la importancia de cada momento que tienen para respirar la vida”.

La familia de JauMarcus McFarland ha dicho que ha contratado abogados y que está planeando una investigación independiente sobre el fatal accidente de ascensor.

Bruce Pie – BLes.com