Redacción BLes – Dos de los principales funcionarios encargados de revisar las solicitudes de vacunas COVID-19 en la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) de EE.UU. dejarán su puesto en este otoño del hemisferio norte, cuando el gobierno de Biden se prepare para ofrecer vacunas de refuerzo al público en septiembre.

Marion Gruber -directora de la Oficina de Investigación y Revisión de Vacunas de la FDA- y Phil Krause -subdirector- dejarán la agencia en octubre y noviembre, respectivamente, según informó la CNBC el martes 31 de agosto, citando una carta de la portavoz de la FDA, Stephanie Caccomo.

En la carta, el Dr. Peter Marks, principal regulador de vacunas de la FDA, agradece a Marion y Phil su contribución a la agencia.

El motivo de sus dimisiones, según Endpoints News -una revista de la industria biotecnológica- es que los dos principales reguladores de vacunas de la FDA están frustrados con el Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) y su comité asesor por su implicación en decisiones que creen que deberían corresponder a la FDA.

La gota que rebalsó el vaso fue cuando el gobierno de Biden se adelantó a la agencia en lo que respecta a los refuerzos de la vacuna COVID-19, según un antiguo dirigente de la FDA.

El Departamento de Salud y Servicios Humanos (HHS) anunció oficialmente el 18 de agosto que las vacunas de refuerzo para el COVID-19, de Pfizer y Moderna, estarían disponibles para todos los estadounidenses adultos el 20 de septiembre.

El presidente Joe Biden reveló el 27 de agosto que él y su principal asesor en materia de enfermedades infecciosas, el Dr. Anthony Fauci, habían discutido el requisito de una vacuna de refuerzo contra la COVID-19 cada cinco meses.

Aunque el gobierno de Biden tiene previsto entregar las vacunas de refuerzo al público en general a finales de este mes, algunos expertos en salud consideraron la medida como prematura y política, especialmente porque la FDA no terminó de revisar los datos sobre los refuerzos.

En una sesión informativa celebrada el martes, cuando se le preguntó si las salidas de los funcionarios de la FDA afectarían a la confianza de la agencia, el consejero de la Casa Blanca, Jeff Zients, dijo que la decisión de distribuir los refuerzos había sido tomada por varios funcionarios sanitarios de alto nivel, incluida la comisionada en funciones de la FDA, la Dra. Janet Woodcock.

Dan Knight – BLes.com