Redacción BLesUn proyecto de ley presentado en la Cámara de Representantes de EE. UU. por los demócratas, evidencia su aproximación a imponer la financiación del aborto en todo el país, en contra de la voluntad de la mayoría de los estadounidenses. 

“Los demócratas Biden-Pelosi están desechando décadas de consenso bipartidista para obligar a los contribuyentes a financiar el aborto, redoblando el extremismo para apaciguar a una base cada vez más radical”, dijo Marjorie Dannenfelser, presidenta de la Lista Susan B. Anthony, cita The Washington Free Beacon del 12 de julio. 

Y agregó: “Este proyecto de ley es demasiado extremo para ser aprobado por el Senado y es un gran lastre político para los demócratas pro abortistas”.

El proyecto lo publicó el 11 de julio el subcomité de Trabajo, Salud y Servicios Humanos, Educación y Agencias Relacionadas, y derogaría la Enmienda Hyde, que ha impedido durante decenios que los dólares de los impuestos federales financien el aborto.

Tras cuatro décadas y media, la Administración Biden, propuso derogar la enmienda en el presupuesto presentado en mayo. Aunque Biden apoyó la Enmienda Hyde como senador, se opuso a ella al postularse a la presidencia en 2019.

Además, el proyecto de ley, de ser aprobado, derogaría también la Enmienda Weldon, que impide que las instituciones financiadas con fondos federales discriminen a los proveedores de atención sanitaria que se niegan a practicar abortos. 

También, modificaría el programa de planificación familiar del Título X, en el sentido de que restablecería las subvenciones a entidades como la supranacional abortista Planned Parenthood, y a otros proveedores de servicios de salud reproductiva.

Por su parte, al menos 170 legisladores estadounidenses exigieron, el 1.° de julio, que en el presupuesto del 2022 se evite que el dinero de los contribuyentes se use para financiar el aborto, en carta dirigida al presidente, Joe Biden. 

“Es una afrenta a la mayoría de los estadounidenses que no quieren que sus impuestos financien el aborto a demanda, que provoca la muerte de niños en el vientre materno”, afirman los legisladores en la carta.

Y agregan: “La clave de la longevidad de cuatro décadas y media de la Enmienda Hyde es que su propósito es claro y de sentido común: prohíbe el uso de fondos federales para abortos (con excepciones)”.

La prohibición se da “sobre la base de que un gran número de contribuyentes se oponen al aborto por motivos morales o religiosos y, por lo tanto, es inaceptable obligarlos a pagar por los abortos utilizando el dinero de sus impuestos para ese fin”.

Por lo tanto recomienda: “El Congreso debería resistirse a seguir al presidente Biden por este camino y, en su lugar, debería mantener el lenguaje de la Enmienda Hyde en el presupuesto que finalmente apruebe”.

Le recomendamos: Nuevas Revelaciones | Hugo CHÁVEZ quizás NO MURIÓ como se cree

Ad will display in 09 seconds

Un sondeo realizado en enero por los Caballeros de Colón y los Maristas reveló que el 58% de los encuestados se oponen a la financiación de los abortos por parte de los contribuyentes.

En este sentido, el presidente del American Principles Project, Terry Schilling, considera que estas acciones abortistas de los demócratas afectarían gravemente su futuro político. 

“Las acciones importan mucho más que la retórica, y si los demócratas siguen actuando como si las preferencias de los votantes estadounidenses no importaran, deberían esperar pagar un precio por ello en las próximas elecciones. Así es como funciona la democracia, después de todo”, dijo Schilling.

No obstante toda la oposición que se aprecia en el país, la agenda izquierdista de los demócratas pretende extender el financiamiento de la muerte de los bebés por nacer a escala internacional.  

Así, el subcomité de Estado, Operaciones Exteriores y Programas Relacionados propuso en junio derogar la Enmienda Helms y la política de Ciudad de México de su presupuesto. 

La Enmienda Helms impide que los fondos de los contribuyentes financien el aborto a través de la ayuda exterior. Y la política de Ciudad de México impide que los dólares de los contribuyentes se destinen a organizaciones internacionales relacionadas con los servicios de aborto.

José Hermosa – BLes.com