Redacción BLes – Un médico de Texas fue demandado el lunes 20 de septiembre tras admitir que había infringido la recién promulgada prohibición del aborto en el estado de la Estrella Solitaria.

El médico, Alan Braid, de San Antonio (ciudad de Texas), practicó un aborto el 6 de septiembre, solo cinco días después de que entrara en vigor la Ley de Latidos del Corazón.

La demanda judicial contra el Dr. Braid fue emitida por Oscar Stilley, un antiguo abogado de Arkansas. Según The Hill, la demanda se presentó en el condado de Bexar después de que Stilley viera la confesión pública del Dr. Braid.

En un artículo de opinión publicado en el Washington Post, Braid no solo admitió que había realizado el procedimiento, sino que también expresó su protesta contra la ley, de la que sus defensores habían alabado que podría evitar la interrupción de miles de bebés no nacidos.

“Entendí perfectamente que podría haber consecuencias legales, pero quería asegurarme de que Texas no se saliera con la suya en su intento de evitar que se pusiera a prueba esta ley descaradamente inconstitucional”, escribió.

La mencionada ley impide el aborto una vez que se detecte el latido del corazón del feto.

En 2019, se practicaron más de 56.600 abortos a mujeres de Texas, la mayor parte de ellos en el primer trimestre, según cifras estatales.

Los críticos de la ley argumentaron en su contra diciendo que el plazo era demasiado temprano, equivalente a seis semanas. La mayoría de las mujeres no se enterarían de la existencia de su bebé hasta más tarde.

Braid dijo que continuó con el procedimiento a pesar de la ley porque sentía “el deber de cuidar a esta paciente”, informa The Hill.

Por otro lado, la ley permite a los ciudadanos particulares colaborar en su aplicación, por lo que podrían demandar a los servicios o a los médicos por ayudar a una mujer a infringir la ley y recibir una recompensa de hasta 10.000 dólares.

Stilley dijo que había llamado a la oficina del Dr. Braid el lunes para preguntar si el médico se arrepentía de haber infringido la prohibición y estaba dispuesto a no repetir su acción, pero “no pudo conseguir ningún acuerdo de este tipo a pesar de los respetuosos esfuerzos”.

El proyecto de ley contempla los abortos de urgencia, pero no se permite ninguna exención en los casos de incesto y violación.

El gobernador de Texas, el republicano Greg Abbott, había prometido que las autoridades se esforzarían por erradicar a los violadores en su estado.

Laura Enrione – BLes.com

Suscríbete para recibir nuestras últimas noticias

Al enviar este formulario, acepto los términos.