Redacción BLes

El Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA) denunció que la planta nuclear de Yongbyon, Corea del Norte utilizada para producir plutonio para armas nucleares, registra actividad desde julio de 2021.

“Desde principios de julio de 2021, ha habido indicios, incluido el vertido de agua de refrigeración, coherentes con la operación”, dice el informe anual de la agencia de la ONU.

La planta nuclear de Yongbyon de 5 megavatios tiene la cacapidad de producir plutonio de grado armamentístico.

El reactor nuclear estaba inactivo desde diciembre de 2018.

En 2019 durante una Cumbre en Hanoi, Vietnam entre el expresidente Donald J. Trump y el líder coreano Kim Jong-un, Corea del Norte ofreció cerrar la planta definitivamente a cambio de que los Estados Unidos levantara las sanciones económicas.

Según el Taipei Times, Trump rechazó la oferta en su momento alegando que el reactor nuclear de Yongbyon era solo una parte del programa nuclear de Corea del Norte y no era suficiente para dar concesiones el régimen comunista coreano.

La OIEA también calificó la reactivación de la planta nuclear ‘profundamente preocupante’ ya que encontró evidencia que la dictadura comunista coreana está utilizando un laboratorio en las cercanías para separar el plutonio del combustible usado en el reactor, un indicativo de que el país está activamente produciendo armas.

La OIEA fue expulsada de Corea del Norte en 2009 y su reporte se basa en imágenes satelitales.

Gary Samore, director del Centro Crown de Estudios de Oriente Medio de la Universidad de Brandeis, dijo que la reanudación de las operaciones indica que Corea del Norte se está moviendo para ampliar su arsenal nuclear.

“Parece indicar que Corea del Norte ha reanudado la producción de plutonio para su programa de armas nucleares”, dijo Samore. “Aunque Corea del Norte ya tiene un importante arsenal de armas nucleares, esto sugiere que se está moviendo para ampliar su arsenal actual”.

La administración Biden dice haber intentado establecer relaciones diplomáticas con el régimen norcoreano pero que rechazaron cualquier negociación sin que antes haya un cambio en las políticas de Estados Unidos, principalmente refiriéndose a las sanciones impuestas actualmente.

Según Breitbart, Jen Psaki dijo en abril de este año a la prensa con respecto al enfoque que tiene el gobierno actual con Corea del Norte:

“Nuestra política no se centrará en lograr un gran acuerdo, ni se basará en la paciencia estratégica. Nuestra política exige un enfoque calibrado y práctico que está abierto y explorará la diplomacia con la RPDC [República Popular Democrática de Corea]”.

Según el Business Insider, a principios de este mes, Kim Yo Jong, la hermana del líder norcoreano Kim Jong Un, amenazó con reforzar el ejército del país en respuesta a los ejercicios militares conjuntos entre Estados Unidos y Corea del Sur.

“Las peligrosas maniobras bélicas impulsadas por EE.UU. y la parte surcoreana haciendo caso omiso de nuestras reiteradas advertencias harán seguramente que se enfrenten a una amenaza de seguridad más grave”, dijo en un comunicado.

La reactivación del programa nuclear de Corea del Norte parece indicar que el régimen coreano perdió su esperanza de poder negociar un tratado nuclear con la administración Biden.

A su vez, presenta un desafío más para la administración Biden, que viene de recibir un duro golpe por la problemática retirada militar de Afganistán, y que ahora debe colocar la amenaza de Corea del Norte en su lista de prioridades.

 Alvaro Colombres Garmendia– BLes.com

Suscríbete para recibir nuestras últimas noticias

Al enviar este formulario, acepto los términos.