Redacción BLes – El segundo constructor inmobiliario de China, Evergrande, parece haber evitado el default con un pago de bonos de última hora.

Evergrande saldó una deuda de bonos de 83,5 millones de dólares en el último minuto, el 22 de octubre. Sin embargo, hay muchas otras obligaciones que vencen. La más apremiante vence el 29 de octubre. Por ello, los mercados de todo el mundo están preocupados y siguen de cerca la situación.

A pesar de las alentadoras noticias sobre los reembolsos y de que el precio de los bonos de la empresa sigue subiendo en el mercado secundario, la cotización de las acciones de Evergrande siguen bajando, lo que sugiere preocupación por la futura capacidad de reembolso de la empresa.

Antes de que venciera el plazo para pagar los intereses de los bonos emitidos en dólares el sábado 23 de octubre, Evergande depositó 83,5 millones de dólares en una cuenta de Citibank el jueves 21 de octubre, según dijo una fuente a Reuters.

Esto ha supuesto un alivio para los inversores y los reguladores y una mayor garantía por parte de los funcionarios chinos de que los acreedores estarán protegidos.

Sin embargo, la empresa inmobiliaria más endeudada del mundo -más de 300.000 millones de dólares de deuda- tiene que pagar otra serie de bonos, y el próximo plazo importante para evitar el impago es el 29 de octubre.

Con poca información sobre la solvencia y con una caída de las ventas inmobiliarias del 30% en los últimos 12 meses, todavía hay dudas sobre la capacidad de Evergrande para superar la crisis.

Evergrande, ha sido el mayor constructor inmobiliario chino, pero no ha respondido a la solicitud de comentarios sobre la liquidación de la deuda.

Citibank declinó hacer comentarios a preguntas de Reuters.

El viernes, el presidente de Evergrande, Xu Jiayin, dijo que la empresa aspiraba a convertir su nuevo vehículo eléctrico en su principal negocio, en lugar del inmobiliario, dentro de diez años.

Para entonces, las ventas inmobiliarias habrán caído a unos 31.310 millones de dólares al año, desde los más de 110.000 millones del año pasado, según citó Xu al diario estatal Securities Times.

El nuevo negocio de vehículos eléctricos de Evergrande, creado en 2019, aún no ha revelado ningún modelo para fabricar o vender. El mes pasado, la unidad advirtió que seguía buscando nuevos inversores y vendiendo propiedades, y que si no lo hacía, podría tener problemas para pagar los salarios y otros gastos.

Evergrande, a continuación, tendrá que ganar 47,5 millones de dólares el 29 de octubre y casi 338 millones de dólares en otros pagos de bonos en el extranjero que vencen en noviembre y diciembre.

John Han, socio del bufete de abogados Kobre&Kim de Hong Kong, dijo: “Aunque es positiva, la liquidación de los bonos no resuelve las preocupaciones generales sobre la sostenibilidad de la liquidez de Evergrande hasta su primer vencimiento en el segundo trimestre de 2022 y más allá”.

“Esto demuestra que la empresa aún no está preparada para colapsar por completo a través de una serie de incumplimientos”. Sin embargo, añadió que es necesario planificar lo que sucederá a corto plazo.

Si la empresa no realiza los pagos la semana que viene o cualquier otro plazo en las próximas semanas, todos sus 19.000 millones de dólares en bonos entrarán en impago en los mercados de capitales internacionales.

Sería el segundo mayor impago corporativo del mercado emergente, después del de la petrolera estatal venezolana.

Evergrande incumplió el pago de bonos por un total de casi 280 millones de dólares en los bonos de la empresa el 23 de septiembre, el 29 de septiembre y el 11 de octubre. El periodo de gracia es de treinta días para cada bono.

Emma – BLes.com

Suscríbete para recibir nuestras últimas noticias

Al enviar este formulario, acepto los términos.