Redacción BLesEl Centro de Control y Prevención de Enfermedades (CDC por sus siglas en inglés) modificó dos criterios que como resultado provocará que se reporten menos casos de personas infectadas que ya recibieron las vacunas.

Según el sitio web oficial de la CDC de Estados Unidos, uno de los criterios modificados es que a partir del 14 de mayo la autoridad sanitaria dejará de tomar en cuenta casos de infecciones en personas ya vacunadas contra el virus chino que no hayan resultado en hospitalización o muerte.

“Investigación y notificación de casos de avance de COVID-19: Como se anunció anteriormente, los CDC están haciendo la transición para reportar sólo los pacientes con infección por la vacuna COVID-19 que fueron hospitalizados o murieron para ayudar a maximizar la calidad de los datos recogidos en los casos de mayor importancia clínica y de salud pública. Este cambio en la notificación comenzará el 14 de mayo de 2021”, dice la actualización del CDC.

El segundo criterio modificado tiene que ver con los testeos hechos con los PCR.

Con un test tipo PCR se extrae el ARN del hisopado realizado sobre la persona. Luego eso se convierte en ADN, que luego se amplifica utilizando una fórmula.

El umbral de ciclo (TC por sus siglas en inglés), es un valor que los test tipo PCR utilizan para amplificar el material genético de la persona.

El valor CT se refiere al número de ciclos necesarios para amplificar el ARN viral hasta alcanzar un nivel detectable. El TC que se utiliza globalmente para detectar el virus es de 35-40, lo que algunos médicos critican como demasiado alto al punto de que los resultados se consideran “falsos positivos”.

Es decir, si el virus es detectable después de 35 ciclos o antes, se considera que el paciente es positivo.

No obstante, la nueva actualización del CDC reduce el TC de 35 a 24 para las personas vacunadas, esto quiere decir que muchos casos positivos en personas vacunadas dejarán de ser reportados como consecuencia de haber reducido el parámetro de los test PCR.

Le recomendamos: OFRENDAS SANGRIENTAS – El SINIESTRO SECRETO detrás de la LONGEVIDAD de los LÍDERES COMUNISTAS CHINOS

Ad will display in 09 seconds

Para el CDC una persona que da positivo para el virus chino 14 días después de haber recibido la vacuna, es considerada una reinfección y en estos escenarios es donde la autoridad sanitaria aplicó ambos cambios de criterio, que resultará en que se reporten menos infecciones en personas vacunadas, quizás en un intento de validar la eficacia de estas.

Casos de re-infecciones después de recibir la vacuna

Según el CDC hasta el 26 de abril de 2021, hubo 9245 personas que dieron positivo al virus PCCh después de haber sido vacunadas.

De esas 9245 personas que volvieron a contraer el virus, 835 fueron hospitalizadas y 132 murieron.

Por supuesto los reportes de re-infecciones no es 100% confiable debido a que los testeos son voluntarios, no todas las personas se testean luego de vacunarse, muchos hospitales y clínicas no reportan los casos como corresponde, etc., pero estas cifras sí proveen una idea general de la efectividad de las vacunas.

La vuelta a la normalidad, la inmunidad y las vacunas

La idea general de las autoridades sanitarias era empujar la vacunación masiva a nivel mundial para generar inmunidad a la enfermedad y poder volver a la normalidad, al menos eso es lo que intentaron vender desde el principio.

No obstante, la eficacia de las vacunas especialmente a medida que avanza la vacunación globalmente, ha demostrado ser baja y de hecho, en varios países que vacunaron masivamente a su población, surgieron picos de casos aún con más fuerza que antes, poniendo en duda la idea inicial de la vuelta a la normalidad después de la vacunación.

De hecho, datos recientes indican que el 60% de los nuevos casos de coronavirus son de personas que han sido vacunadas. Los países tomados en cuenta para estas cifras son Israel, y la desconocida isla Seychelles donde se vacunó al 62% y 53% de la población respectivamente.

Es decir, las vacunas no son eficaces, no han generado inmunidad y la gente no puede volver a la normalidad.

Tal vez la respuesta simplemente no está en la ciencia y es hora de que la humanidad busque respuestas en lo divino.

 Alvaro Colombres Garmendia– BLes.com