Redacción BLesLos medios estadounidenses The New York Times, The Washington Post, NBC News, y otros generan indignación por publicar falsedades en el caso del distinguido abogado del expresidente, Donald Trump, Rudy Giuliani, supuestamente basados en ‘fuentes anónimas’.

Aunque algunos de ellos se retractaron, igualmente parecen dar razón al 75% de los encuestados que sostuvieron en el 2018 que las “principales fuentes de noticias tradicionales” aportan informaciones “falsas, falsas o engañosas a propósito”, citó Fox News del 3 de mayo. 

La noticia falsa rechazada afirmó que el FBI había avisado a Giuliani que se le seguía por causa de una campaña de desinformación rusa, lo que no fue así, y más bien pareció un intento por suavizar el atropello del FBI al entrar a la casa de Giuliani a decomisar sus dispositivos electrónicos el 28 de abril 

De acuerdo con el profesor emérito de derecho de Harvard, Alan Dershowitz, el proceder del FBI violaba la constitución, habría bastado con una citación solamente, más aún dado que Giuliani mismo había ofrecido entregar sus dispositivos anteriormente.  

“Eso no sucedía en Estados Unidos, pero está sucediendo en Estados Unidos ahora. Van por Rudy Giuliani… ¿Quién sabe quién será el siguiente?”, expresó el profesor quien también defendió a Trump en el primer falso intento de juicio político de los demócratas.

Por su parte, el afectado Giuliani informó a sus lectores de la corrección hecha por algunos de los medios, y exigió que todos revelaran quiénes fueron sus pretendidas “fuentes anónimas”.  

“El sábado, el Washington Post añadió esta corrección a su historia difamatoria sobre mí. El Washington Post y el NYT deben revelar sus fuentes que mintieron y señalaron a un Ciudadano Estadounidense. MSNBC, CNN, olvidaron mencionar las correcciones hoy. Gente falsa, gente mala”, tuiteó Giuliani. 

Los medios que publican noticias falsas están en el derecho de revelar las fuentes mentirosas, que les hicieron incurrir en el grave error para con sus lectores, algo que ninguno de los implicados contra Giuliani ha hecho.

En particular la autora Mollie Ziegler Hemingway mencionó a los reporteros de los medios que tuvieron que rectificar por su información falsa, y cuestionó si no debían “quemar” a sus informantes. 

“Tras años de vender falsos y peligrosos engaños de colusión de Rusia con fuentes anónimas, Ellen Nakashima, Shane Harris y Tom Hamburger acaban de ejecutar otra operación de inteligencia contra Guiliani, utilizando fuentes anónimas”.

Y agregó: “Hoy tuvieron que retractarse de un reclamo explosivo. ¿No deberían quemar sus fuentes?”.

Le recomendamos: “ES PERTURBADOR”: El día que actriz Blake Lively EXPUSO el HORROR del tráfico de niños

Ad will display in 09 seconds

Asimismo, el usuario de Twitter @JarkaPerry comentó que debería terminar la falta de ética periodística. 

“Basta de este periodismo de piratería. Es tan triste que la gente recurra a este tipo de comportamiento irresponsable. Deberían rendir cuentas. No es su vida la que se ha visto comprometida. ¿Por qué todo tiene que ser político? Simplemente informe los hechos de ambos lados”.

Por otro lado, documentos desclasificados del Tribunal de Vigilancia de Inteligencia Extranjera (FISA) revelaron que el FBI ha tomado datos de los estadounidenses, obtenidos ilegalmente por la Agencia de Seguridad Nacional (NSA).

Esta información sería utilizada para construir casos contra los partidarios del expresidente, Donald Trump, y contra otros supuestos conservadores, es decir opositores ideológicos de los demócratas, de acuerdo con Big League Politics del 27 de abril. 

Pero fue la manifestación del 6 de enero en el Capitolio la que presentó la excusa adecuada para liberar contra los seguidores de Trump la persecución política, con el nombre de terrorismo doméstico, y aplicarles una polémica ley que los demócratas estaban preparando desde el año anterior. 

Al parecer la persecución contra Giuliani es una fase más de esta aparente persecución política impulsada por los demócratas. 

José Hermosa – BLes.com