Redacción BLes – Los candidatos republicanos a la Cámara de Representantes superaron las expectativas esperadas en las elecciones de noviembre. Según aseguró el viernes el representante federal Tom McClintock de California, los votantes demócratas han comprendido la relación existente entre “políticas liberales de izquierda” y “crisis económica”, esto habría permitido que los republicanos avancen en la Cámara.

Más allá del buen trabajo realizado por los candidatos republicanos en la Cámara de Representantes durante sus campañas electorales, queda demostrado que las políticas liberales y de izquierda radical implementadas por los demócratas, están provocando cierto hartazgo dentro de los propios votantes demócratas e indecisos, quienes en estados históricamente azules han optado en estas elecciones por inclinarse a candidatos rojos. 

Tal es el caso de California e incluso de Nueva York dónde se consiguió un asiento republicano. 

El representante federal Tom McClintock de California, un republicano del área de Sacramento, dijo en “Hannity” de Fox News que los votantes en los distritos liberales y demócratas han visto en primera persona cómo las políticas de la izquierda han fallado y vieron perjudicados sus intereses personales y colectivos.

Lugares como Nueva York y California, donde existe un control arraigado de la izquierda en el poder político, abundan la falta de vivienda, los altos impuestos, las escuelas públicas en profundo deterioro, el desempleo y los costos de la energía se han disparado. Ante estas situaciones, McClintock responsabilizó a los demócratas por sus políticas implementadas.

Le recomendamos: 

“Y creo que los californianos se están hartando de eso y creo que los estadounidenses de todo el país están mirando lugares como California y Nueva York y dicen que no queremos ir allí”, continuó McClintock, señalando dos estados que eran baluartes demócratas y donde ahora los republicanos de la Cámara lograron sus mayores logros.

A pesar de las confiadas predicciones de las encuestas demócratas que hablaban de una “Ola azul” que arrasaría los poderes públicos en las elecciones de noviembre, los resultados finales mostraron que nada de eso sucedió. 

Por el contrario, en California, un bastión demócrata, los republicanos están preparados para cambiar cuatro escaños en la Cámara, más que en cualquier otro estado. 

“Aquí en California, hemos sido el modelo de la fallida agenda socialista de izquierda radical. Y no queremos que esto le pase al resto del país”, dijo la presidenta republicana de California, Jessica Millan Patterson. “Estamos haciendo todo lo posible para arreglar las cosas aquí en California”.

Mientras tanto en Nueva York, la asambleísta republicana estatal Nicole Malliotakis, derrocó al representante demócrata Max Rose. Al hacerlo, la legisladora de Staten Island se convirtió en la única congresista republicana de la ciudad de Nueva York. 

Malliotakis advirtió que la gente está cansada de las medidas que están tomando los demócratas para dar rienda suelta a los extremismos de izquierda. Y aseguró que tiene el gran desafío de buscar el equilibrio ante las tendencias de izquierda que están minando las libertades, la economía y las oportunidades de los estadounidenses.

Andrés Vacca –  BLes