Redacción BLesLa vicepresidenta estadounidense, Kamala Harris, obtuvo la dirección del polémico proyecto de reforma electoral por encargo del presidente, Joe Biden, según anunció este en su discurso en Tulsa, Oklahoma, en reconocimiento del centenario de la masacre racial de Greenwood de 1921.

Ahora Harris acumula el cuarto nombramiento para liderar asuntos especiales como la crisis de los inmigrantes ilegales en la frontera sur, la ampliación del acceso a Internet de banda ancha y el alcance de las pequeñas empresas al paquete de rescate del virus PCCh (Partido Comunista de China) señaló Breitbart del 1.° de junio. 

La administración Biden se empeña en modificar sustancialmente los procedimientos electorales vigentes en Estados Unidos, por lo que presentó el proyecto de ley H.R.1, en el  que se destaca la eliminación de la identificación de los votantes. 

Este proyecto es criticado fuertemente al considerar que elimina la imparcialidad requerida en las elecciones características de una democracia, y al parecer pretende que sean solo los candidatos demócratas los ganadores de los cargos por lo que votarán los ciudadanos. 

En este sentido se pronunciaron más de 120 oficiales retirados del ejército, quienes advirtieron en una carta abierta que el país está bajo un “tremendo asalto” por parte de aquellos que creen en el socialismo y el marxismo, afirmando que la Nación está en “grave peligro”. 

“Los votos legales se identifican mediante los controles aprobados por la Legislatura del Estado que utilizan identificaciones del gobierno, firmas verificadas, etc.”, expresan en su carta. 

Y agregan: “Hoy en día, muchos están llamando a estos controles de sentido común ‘racistas’ en un intento de evitar tener elecciones justas y honestas. Utilizar términos raciales para suprimir la prueba de elegibilidad es en sí mismo una táctica de intimidación tiránica”.

Desde su punto de vista: “La H.R.1 y la S.1, (si se aprueban), destruirían la imparcialidad de las elecciones y permitirían a los demócratas permanecer para siempre en el poder, violando nuestra Constitución y acabando con nuestra República Representativa”.

Le recomendamos: OSCUROS SECRETOS: Exjefe del FBI sobre los grandes crímenes que sacudieron a la humanidad

Ad will display in 09 seconds

Por otro lado, Harris también genera inconformidad en su desempeño como encargada de controlar la crisis creada por los inmigrantes ilegales, que fluyen en grandes cantidades a través de la frontera con México. 

Tras 70 días desde el nombramiento no ha visitado la frontera ni ha concedido una rueda de prensa, en la que informe a la nación sobre el esperado despliegue de estrategias y soluciones para el grave problema. 

Por su parte, el gobernador republicano de Arizona, Doug Ducey, uno de los estados más afectados por la creciente crisis migratoria criticó a Harris durante un discurso en la Universidad de Arizona el 23 de marzo.

Ducey aseguró que: “Ella es la peor elección posible que uno podría implementar”, y agregó: “En ningún momento de su carrera ha dado indicios de que considere la frontera como un problema o una amenaza grave”.

En este contexto, la creciente asunción de poderes conferidos a Harris, hacen temer que sea ella quien realmente dirige la Casa Blanca, luego de conocerse que también es quien establece la comunicación con otros presidentes, un rol generalmente a cargo del presidente. 

Uno de los periodistas que hizo notar estos cambios en la Casa Blanca fue el presentador de Fox News, Sean Hannity, al plantear la inquietante pregunta acerca de quién está, realmente, al mando en el país. 

“Según un nuevo e impactante informe de Politico, la vicepresidenta Harris se está preparando rápidamente para tomar las riendas de la política exterior de la administración Biden”, señaló Hannity, según Fox News en febrero.

José Hermosa – BLes.com