Tres trabajadoras de la residencia de ancianos ‘Meera House’, ubicada en Brent (Londres), han sido enviadas a prisión tras descubrirse gracias a los vídeos de una cámara oculta que maltrataban a una mujer de 94 años, según ha informado Metro.

Paniben Shah, la víctima, ingresó en la residencia en marzo de 2017 después de sufrir una caída. Cuando comenzó a ser golpeada avisó a sus familiares, que pensaron que la mujer decía esto debido a la demencia.

Pero el estado de salud de la abuela empeoró, y su hijo y su nieto decidieron colocar una cámara oculta en el dormitorio para ver qué estaba ocurriendo. La cámara estaba instalada en un marco de fotos que había en la habitación.

Las imágenes obtenidas muestran que la mujer fue amenazada, insultada y maltratada por tres mujeres, Anita Kc Thapa, de 46 años, Anita Bc, de 49, y Heena Parekh, de 55, que incluso llegaron a rociarle con agua hirviendo.

Ellas tres han sido condenadas a seis, cinco y cuatro meses de cárcel respectivamente, mientras que los enfermeros Dolon Roy, de 39 años, y Moumita Roy, de 34, han tenido que pagar una multa de 235 euros (258 dólares) y realizar 240 y 200 horas de servicios comunitarios.

Lana Wood, la jueza que ha llevado el caso, ha asegurado que se privó a la “Señora Shah de la dignidad y el respeto al que tenía derecho. Debería haber sido tratada con cuidado y compasión pero se le trató sin humanidad y se le atacó físicamente. Existía una cultura de maltrato”.

Fuente: 20 minutos.

[descarga nuestra APP para recibir nuestro contenido destacado]

Te puede interesar: La maldad no tiene límites

videoinfo__video2.bles.com||6a9c45a50__

Ad will display in 09 seconds