Redacción BLes – Un exitoso médico del condado de Contra Costa, California, el Dr. Michael Deboisblanc, fue recientemente destituido de su puesto como director médico de trauma de John Muir Health luego de escribir una carta a los funcionarios de salud en la que cuestionaba la efectividad de las medidas de cierre del condado.

California nuevamente está en el centro de la escena por sus políticas izquierdistas y autoritarias que no permiten la diversidad de pensamientos. Ahora, la nueva víctima es el prestigioso Dr. Deboisblanc, quien envió una carta a los funcionarios de salud criticando las medidas de encierro y en consecuencia perdió su puesto de trabajo. 

Deboisblanc en comunicación con “America’s Newsroom” de Fox News el miércoles, informó que un grupo de padres que reclaman por la reapertura de las escuelas en el área, le pidieron que escribiera la carta utilizando sus conocimientos médicos para validar su reclamo más que legítimo. 

Le recomendamos:

“Todos los datos que conozco, mirando a los niños y el virus, muestran que es seguro reabrir las escuelas”, dijo Debloisblanc a Sandra Smith. “Hay muchos otros estados ahora que tienen meses de antecedentes que demuestran que es seguro para sus hijos volver a la escuela. Y el estado de California y el condado simplemente no lo están haciendo posible”.

La carta en cuestión fue redactada por el Dr. Deboisblanc junto con sus colegas el Dr. Pete Mazolewski y el Dr. Brian Hopkins. 

“La ciencia es clara en que más bloqueos conducen a mucha más morbilidad y mortalidad no COVID”, resume a grandes rasgos la polémica carta.

Deboisblanc informó que en la nota enviada a las autoridades, además de argumentos médicos, nombraron razones sociales y económicas para validar sus dichos. Entre ellas, la cantidad de pequeños comercios y restaurantes que están cerrando sus puertas por la falta de consumo, dejando a sus empleados sin trabajo y generando una profunda crisis económica que, entre otros inconvenientes, es sabido genera grandes problemas de salud de todo tipo en la población. 

“Estos son restaurantes que solo están tratando de sobrevivir y mantener sus puertas abiertas”, dijo. “Ha sido muy difícil para ellos”.

El estado de California está sufriendo un éxodo de sus habitantes que no tiene precedentes. Los motivos giran en entorno al descontento de la sociedad por el avance de las políticas de izquierda que vienen implementando los demócratas cada vez con más entusiasmo. 

Entre ellas se destacan las extremas restricciones de bloqueo con el pretexto de la pandemia del virus PCCh, el aumento de impuestos, crisis económica, delincuencia e inseguridad potenciada por el desfinanciamiento policial, y el aumento en el control social, lo que incluye casos como el que ha padecido recientemente el Dr Deboisblanc, despedido de su trabajo por oponerse al pensamiento del gobierno.

Andrés Vacca – BLes