Redacción BLes – “El que olvida el pasado está condenado a no tener futuro”, fue una de las frases que enmarcó el contundente discurso que dio Bolsonaro en la celebración de sus 1000 días de gestión, el lunes 27 de septiembre en el palacio presidencial.

En su discurso hizo un breve repaso de lo que va de su gestión y habló de las elecciones previstas para el 2 de octubre de 2022, advirtiendo de un posible regreso al poder del exmandatario Luiz Inácio Lula da Silva.

También habló de los escándalos de corrupción que implicaron tanto a Lula como al Partido de los Trabajadores (PT). Respecto a su gobierno dijo: “Nosotros tenemos mil días sin corrupción. Obviamente que no se eliminó. Pero si la hubiera, tomaremos las medidas necesarias, pues «este Gobierno no lo tolera» y ha «mejorado mucho» el combate a esas prácticas ilegales.”

Aun así, citó investigaciones que lo afectan tanto a él como a cuatro de sus hijos, pero aseguró que «nada» puede comprometerlos.

Ad will display in 09 seconds

Suscríbete para recibir nuestras últimas noticias

Al enviar este formulario, acepto los términos.