Redacción BLesSaturday Night Live el popular show de la cadena NBC presentó un sketch este sábado 3 de abril donde ‘Dios’ recibe un baile erótico y aparece aplaudiendo como si fuera que disfruta del momento.

Con la débil excusa de reírse de la controversia del rapero Lil Nas X que fue noticia la semana pasada por haber diseñado unas zapatillas satánicas con sangre humana y el típico pentágono del mal, la presentadora de Saturday Night Live (SNL) presentó el sketch diciendo, “mi primer invitado de esta noche ha sido atacado por el raro combo de la iglesia católica y Nike”.

Nike denunció al rapero por no haber solicitado permiso para usar la marca en su diseño, pero según los reportes de los medios, nunca criticó el diseño satánico de las zapatillas sino solo el hecho de que no estaban autorizados, ¿quizás estaban probando la reacción de la gente?

En el sketch, la presentadora y el actor que hace las veces del rapero, claramente intentan defender la controversia con los típicos argumentos de la izquierda, diciendo que no tiene nada de malo, que la gente exagera, y que tratando de apelar a los sentimientos de ‘justicia social’ dice que él es simplemente un típico hombre negro, gay.

Junto con el lanzamiento de las zapatillas satánicas, el rapero lanzó un video en el cual baja al infierno y hace un baile erótico a Satanás.

SNL trató de persuadir a los creyentes que se quejaron en las redes sociales por la difusión abierta de la maldad diciendo: “¿Saben? Ese no era el verdadero Satanás, ¿verdad? Era un tipo con un disfraz de diablo de Halloween, porque el verdadero Satán no hace vídeos musicales. Así que quizás mejor si se calman ¿no?”

Le recomendamos:

Pero para ‘igualar’ las cosas, la presentadora le pidió al rapero que hiciera un baile erótico antes ‘Dios’ en cuyo momento entra un actor con una túnica blanca, barba blanca, simulando ser Jesús. Mientras el rapero mueve su cola frente a ‘Dios’, este aplaude y parece disfrutar del momento.

En enero de 2020, Netflix Brasil estrenó una serie que ni vale la pena decir el nombre, donde presentan a Jesús como homosexual y a pesar de que la gente juntó más de dos millones de firmas para que levanten el show, la corte suprema de Brasil ordenó que el show fuera puesto online de nuevo.

Para un creyente esta es una de las peores blasfemias contra Dios, pero para SNL y Netflix es la normalización de la perversidad cuyo objetivo es lavar el cerebro de su audiencia, quitarles sus valores tradicionales y lograr que rompan su vínculo con lo divino.

Alvaro Colombres Garmendia – BLes.com