Redacción BLesA medida que aumenta la crisis de la vivienda en Estados Unidos, la mayor empresa inmobiliaria del mundo y mayor arrendadora del país, compra 17.000 casas por 6.000 millones de dólares.

Blackstone cerró el trato con la empresa de alquileres unifamiliares Home Partners of America, informó The Wall Street Journal [WSJ] del 22 de junio y avanza para convertirse en la única empresa arrendadora de viviendas del país.

Por su parte, los pequeños propietarios de viviendas unifamiliares tienden a venderlas por las pérdidas ocasionadas por la pandemia, y las toman en arrendamiento con la esperanza de comprarlas nuevamente.

“A medida que los inversores en viviendas de alquiler de todo Estados Unidos se apoderan de las casas unifamiliares, algunos inversores están comprando casas a través de transacciones de venta-arrendamiento posterior, que ofrecen a los propietarios con problemas una forma de pagar la deuda mientras permanecen en su casa”, expresa WSJ.

Y agrega: “Pero a muchos expertos les preocupa que no vuelvan a ser propietarios”.

En este contexto, más de 4 millones de estadounidenses dicen que temen ser desalojados o embargados en los próximos meses, señaló el Chicago Tribune del 16 de junio. 

Es de esperar que la crisis de disponibilidad y asequibilidad de la vivienda en el país empeore significativamente tras la pandemia, de acuerdo con los estudios del Joint Center for Housing Studies de la Universidad de Harvard.

“Los acontecimientos sin precedentes de 2020 expusieron y amplificaron los impactos de la desigualdad en el acceso a una vivienda decente y asequible”, expresa el informe.

Y también: “Es probable que estas disparidades persistan incluso cuando la economía se recupere, ya que muchos hogares de bajos ingresos tardan en recuperar su equilibrio financiero y se enfrentan a un posible desalojo o ejecución hipotecaria”.

Simultáneamente con la crisis que atraviesan los pequeños propietarios, el mercado inmobiliario crece considerablemente llegando a niveles que no se observaban en los últimos 14 años. 

Le recomendamos: Antes de ser una “AMENAZA”, los DEMÓCRATAS le pidieron consejos económicos a Trump

Ad will display in 09 seconds

Esta tendencia comercial impulsó a “un frenesí entre 200 empresas y firmas de inversión que han entrado en la caza de casas”, cita el medio alternativo Zerohedge. 

El déficit de viviendas y el incremento del trabajo virtual han aumentado el costo de las viviendas, lo que hace que el mercado se haga un poco más lento, pero no por eso baja de intensidad.

Blackstone ganó unos 7.000 millones de dólares con su participación en Invitation Homes, empresa a la que convirtió en la mayor arrendadora de viviendas unifamiliares, duplicando con creces su dinero, de acuerdo con Bloomberg. 

De acuerdo con la asociación comercial estadounidense del sector inmobiliario, NAR, los precios de venta de las viviendas existentes alcanzaron un récord de 350.000 dólares, un 24% más que en el último año, en tanto que el porcentaje para las de precios cercanos al millón de dólares aumentó 10 veces más.

Los cálculos indican que se necesitan construir al menos 5,5 millones de unidades nuevas para mantener la demanda y la asequibilidad de la propiedad de la vivienda en los próximos 10 años.

“La magnitud de la falta de construcción y la brecha existente entre la demanda y la oferta es enorme y requerirá un importante compromiso nacional para construir más viviendas de todo tipo”, escribieron especialistas del Rosen Consulting Group, en su informe para la NAR.

José Hermosa – BLes.com