Redacción BLes – El presidente Biden anunció el martes 8 de marzo la prohibición a las importaciones de petróleo ruso en respuesta al conflicto de Rusia con Ucrania, una medida que amenaza con hacer que los precios mundiales suban a niveles récords. 

El presidente reconoció también que la prohibición impactará directamente en los precios de la gasolina en EE. UU. “Defender la libertad va a costar”, dijo Biden. 

“Hoy estoy anunciando que Estados Unidos está apuntando a la arteria principal de la economía de Rusia. Estamos prohibiendo todas las importaciones de petróleo, gas y energía rusos”, dijo Biden en declaraciones desde la Sala Roosevelt de la Casa Blanca.

“La guerra de Putin ya está perjudicando a las familias estadounidenses en el surtidor de gasolina”, dijo Biden acorde a Associated Press, y agregó: “Voy a hacer todo lo posible para minimizar el aumento de precios de Putin aquí en casa”.

“Nos estamos acercando a niveles récord de producción de petróleo y gas en los Estados Unidos y estamos en camino de establecer un récord de producción el próximo año… La industria del petróleo y el gas tiene millones de acres arrendados. Ahora tienen 9.000 permisos para perforar. Podrían estar perforando ahora mismo, ayer, la semana pasada, el año pasado”, dijo Biden según el NY Post.

Con una inflación en el punto más elevado en 40 años debida mayormente al costo de la gasolina, Biden ve el tema como una amenaza para su imagen antes de las elecciones, por lo que defendió sus políticas energéticas.

“Simplemente no es cierto que mi administración o mis políticas estén frenando la producción de energía nacional, eso simplemente no es cierto”, dijo Biden.

Pero algunos republicanos refutaron rápidamente los dichos de Biden y utilizaron las redes sociales para hacerlo.

“@POTUS, ¿eres tú?”, escribió el representante French Hill (R-Ark), enlazando en el tuit la orden ejecutiva de Biden del año pasado para restringir la nueva exploración de petróleo.

Mientras que el fiscal general de Missouri, Eric Schmitt, dijo en un tuit “Joe Biden está mintiendo”, y lo instó a tomar una serie de acciones “para aumentar la producción de energía doméstica”.

El presidente además les advirtió a las compañías de petróleo y gas que no aumenten los precios innecesariamente, declarando que si bien la guerra entre Rusia y Ucrania está provocando un aumento de los precios del gas, “no es excusa para ejercer aumentos de precios excesivos o aumentar las ganancias o cualquier tipo de esfuerzo para explotar la situación o los consumidores estadounidenses.”

Biden dijo que Estados Unidos estaba actuando en estrecha consulta con los aliados europeos, aunque no pueden unirse a las sanciones en estos momentos, ya que dependen más de los suministros de energía rusos. 

Rusia es el segundo mayor exportador de petróleo del mundo, mientras que EE. UU. es el mayor consumidor, pero también es productor de petróleo y gas, dependiendo en algo menos del 10 % del suministro ruso. 

Europa, en cambio, depende en mucha mayor medida de Moscú para solventar su energía,  importando de Rusia un 40% del gas y un cuarto del total de su consumo de petróleo.

Vanesa Catanzaro – Redacción BLes

Suscríbete para recibir nuestras últimas noticias

Al enviar este formulario, acepto los términos.