Redacción BLes- Los demócratas del Congreso de los Estados Unidos presentarán un proyecto de ley respaldado por el presidente Joe Biden, que plantea una profunda reforma en la legislación migratoria allanando el camino para lograr obtener la ciudadanía estadounidense a unos 11 millones de inmigrantes ilegales que residen actualmente en el país. 

En su primer día como presidente, Biden anunció una importante reforma en las políticas migratorias y concretamente su intención de otorgar la ciudadanía definitiva a millones de inmigrantes que actualmente residen en los EE. UU. de forma ilegal. 

Según informó Fox News, el jueves sería el día en que la administración Biden comienza a darle forma a su anuncio, presentando en el Congreso una legislación que allanaría el camino para lograr la ciudadanía de unas 11 millones de personas. 

Si bien el plan ofrecería una de las vías más rápidas hacia la ciudadanía de cualquier medida propuesta en las últimas décadas, lo hace sin ofrecer ningún tipo de seguridad fronteriza mejorada que impida avalanchas de inmigrantes llegando a la frontera con Estados Unidos en reclamo de una ciudadanía. 

Según trascendió, el proyecto de ley proporcionará inmediatamente tarjetas de residencia a los trabajadores agrícolas, a aquellos con estatus de protección temporal y a los jóvenes que llegaron ilegalmente a los Estados Unidos cuando eran niños.

Para aquellos inmigrantes que hayan ingresado luego del 1ero de enero del 2021, el plan prevé un camino de cinco años hacia el estatus legal temporal luego de pasar algunos requisitos básicos.

Además, el plan aumentaría los límites actuales por país para las visas de inmigrantes familiares y laborales. Eliminaría la sanción que prohíbe a los inmigrantes que viven en Estados Unidos sin autorización y que luego abandonan el país regresar por tres a diez años y también proporcionaría recursos, unos 4 mil millones de dólares, para más jueces, personal de apoyo y tecnología apuntada a solucionar las demoras en el procesamiento de las solicitudes de asilo.

Al contrario de las medidas adoptadas por la administración del expresidente Trump, el nuevo proyecto de ley casi no contempla medidas sobre seguridad fronteriza, incluido el financiamiento para tecnología para acelerar la detección y mejorar la capacidad de los funcionarios para identificar el contrabando.

El polémico proyecto, si bien cuenta con el apoyo manifiesto del presidente Biden, seguramente recibirá fuertes argumentos que intentarán rechazarlo por parte de los congresistas republicanos, lo que garantiza largas jornadas de discusiones antes de llegar a una resolución.

Por lo pronto el proyecto será presentado en la Cámara de Representantes el jueves por la tarde, donde se espera que pueda ser aprobado facilmente por la mayoría demócrata. Seguramente no ocurrirá lo mismo en el Senado, donde debería conseguir al menos 10 votos republicanos para poder ser aprobado.

El senador Marco Rubio, fue uno de los grandes opositores a las políticas de inmigración anunciadas por el presidente Biden. “Antes de lidiar con la inmigración, tenemos que tratar con el COVID, asegurarnos de que todo el mundo tiene la oportunidad de encontrar un buen trabajo, y hacer frente a la amenaza de China”, dijo Rubio a finales de enero.

Sus comentarios los hizo en un contexto real de crisis en el que Estados Unidos cuenta con más de 18 millones de desocupados, contabilizando sólo a los ciudadanos legales.

“Estados Unidos siempre debe dar la bienvenida a los inmigrantes que quieren ser estadounidenses. Pero necesitamos leyes que decidan quién y cuánta gente puede venir aquí, y esas leyes deben ser seguidas y aplicadas”, expresó Rubio.

Andrés Vacca-BLes.com