VILLEMOMBLE, Francia.- Una estudiante de 18 años alarmó a la escuela George-Clémenceau en Villemomble, Francia, cuando se prendió fuego y comenzó a correr.

Testigos describen que la joven se convirtió en una “antorcha humana” y corrió por los pasillos de la institución.

“Estaba gritando ‘¡ayúdenme!¡Ayúdenme!’” comentó uno de sus compañeros de clases.

La adolescente se arrojó por una ventana del primer piso y fue auxiliada por académicos y empleados de su preparatoria, en un intento de salvarla.

Al final, los bomberos llegaron al lugar y la joven fue trasladada a un hospital de Bobigny mediante un helicóptero.

De acuerdo con la fiscalía de Bobigny, el estado de salud de la adolescente es “de urgencia absoluta”.

Compañeros de la joven comentaron a los medios locales que no es la primera vez que ella intenta quitarse la vida.

Al parecer, sufría de trastornos psicológicos.

Fuente: El imparcial.

[descarga nuestra APP para recibir nuestro contenido destacado]

Te puede interesar: Impactante informe sobre el macabro turismo de trasplantes en China

Ad will display in 09 seconds