Redacción BLesAumenta la presión sobre el Comité Olímpico para evitar que los próximos Juegos Olímpicos, se lleven a cabo en China debido a la brutal represión del régimen comunista gobernante sobre minorías religiosas y disidentes políticos. Ahora se sumó el senador republicano Mitt Romney en un artículo de opinión llamando a los Estados Unidos a realizar un boicot “económico y diplomático” contra el evento programado para realizarse en Beijing en 2022.

Las críticas contra Beijing como sede de los Juegos Olímpicos de 2022, se intensificaron el lunes cuando el senador Romney publicó un artículo de opinión en el New York Times, llamando a un boicot económico y diplomático estadounidense de los próximos Juegos de Invierno por la sumatoria comprobada de violaciones a los derechos humanos en bajo el régimen chino.

“China merece nuestra condena. El Partido Comunista Chino ha incumplido su acuerdo de permitir el autogobierno de Hong Kong; ha reprimido brutalmente a manifestantes pacíficos y ha encarcelado a periodistas respetados”, dijo Romney en su nota de opinión.

“China está cometiendo un genocidio contra los uigures y otras minorías étnicas”; continuó el senador, “Las mujeres uigures son esterilizadas a la fuerza o embarazadas por hombres chinos Han. Los adultos, separados de sus familias, son condenados a trabajos forzados y campos de concentración”. 

El senador escribe que prohibir la participación de nuestros atletas es una de las opciones que están proponiendo algunos, pero no sería una medida del todo correcta. 

“La respuesta correcta es un boicot económico y diplomático de los Juegos Olímpicos de Beijing. Los espectadores estadounidenses, además de las familias de nuestros atletas y entrenadores, deben quedarse en casa, evitando que contribuyamos a los enormes ingresos que el Partido Comunista Chino obtendrá de hoteles, comidas y boletos”, escribió Romney.

Le recomendamos:

Romney invita a ser parte del boicot no sólo al gobierno de los Estados Unidos sino también a las grandes corporaciones americanas que habitualmente participan de este tipo de eventos, y también al público general que piensa en asistir o simplemente en mirar el evento por televisión. 

Además el senador remarcó la importancia de que Estados Unidos y otras naciones se comuniquen con el Comité Olímpico Internacional para manifestar su repudio por otorgar Juegos Olímpicos a regímenes represivos. Y agregó que NBC, que transmite los Juegos Olímpicos, “puede abstenerse de mostrar cualquier elemento patriótico de las ceremonias de apertura y clausura y, en cambio, transmitir informes documentados de los abusos de China”.

La presión es cada vez mayor sobre las autoridades del Comité Olímpico, sin embargo ningún miembro hizo hasta el momento ninguna declaración concreta sobre los reclamos.

 Zumretay Arkin, portavoz del Congreso Mundial Uigur, junto a otros 160 grupos de derechos humanos enviaron una carta abierta el año pasado al presidente del Comité Olímpico Internacional (COI), Thomas Bach, solicitando que los próximos juegos olímpicos de invierno en Beijing fueran retirados de China.

Según reportó AP News, los firmantes buscaron hacerle recordar a Bach que con anterioridad se le había advertido a su predecesor, Jacques Rogge, sobre la controvertida decisión de otorgar a Beijing los Juegos Olímpicos de Verano de 2008. Esas advertencias fueron ignoradas y en consecuencia terminaron afectando la reputación del COI por su creencia errónea de que los Juegos Olímpicos de 2008 provocarían un cambio en las políticas de derechos humanos del régimen comunista chino.

Andrés Vacca – BLes.com