Redacción BLes – Según la RFA, el 25 de septiembre, tras enfrentarse a cargos de seguridad nacional, la Alianza de Hong Kong en Apoyo a los Movimientos Patrióticos Democráticos de China -un grupo de residentes de Hong Kong que celebraba una vigilia anual el 4 de junio para recordar a los manifestantes asesinados en la plaza china de Tiananmen en 1989- votó para disolverse el sábado.

Es la última de las decenas de organizaciones de la sociedad civil, que van desde un sindicato vital hasta el grupo de profesores más importante, que se han disuelto en el último año después de que Beijing aplicara una estricta ley de seguridad en la ciudad.

Después de 32 años de apoyo a las víctimas de la masacre de Tiananmen, de exigir responsabilidades y de hacer campaña para poner fin al régimen comunista chino, sus miembros votaron por un 41-4 a favor de la disolución en una asamblea general extraordinaria celebrada bajo estricta vigilancia policial en Mongkok, Hong Kong.

“El duelo por las víctimas de la represión de la Plaza de Tiananmen es un derecho fundamental del pueblo de Hong Kong. La disolución de la alianza marca el fin de la libertad de reunión y expresión en Hong Kong”, señaló John Sham Kin-fun, un cineasta y antiguo miembro del comité de la alianza.

Richard Tsoi, secretario de la Alianza de Hong Kong en apoyo de los movimientos democráticos patrióticos en China, dijo a los periodistas: “Creo que los hongkoneses, independientemente de sus capacidades, seguirán recordando el 4 de junio como antes”.

Tsoi también expresó su confianza en que el régimen no podría borrar la memoria y la conciencia de los acontecimientos del 4 de junio de 1989, que rara vez se enseñan o se discuten públicamente en el continente debido a la censura del Partido Comunista chino (PCCh).

De acuerdo con Reuters, las autoridades congelaron este mes 2,2 millones de HK$ 2.2 million (283.000 dólares) de los activos del grupo tras ser acusado de actuar como agente de una potencia extranjera. Los líderes Chow Hang-tung, Albert Ho y Lee Cheuk-yan fueron detenidos bajo la sospecha de “incitar al derrocamiento del poder del Estado”.

El 5 de septiembre, el vicepresidente de la Coalición de Hong Kong en Apoyo a los Movimientos Patrióticos Democráticos Chinos, Chow Hang-tung, comentó en una rueda de prensa: “Esto es realmente un mal precedente para que la seguridad nacional (policía) abuse del poder etiquetando a cualquier organización civil como agente extranjero”.

“El sindicato rechaza enérgicamente que se diga que somos agentes extranjeros”. “Somos una organización fundada durante el movimiento democrático de 1989, y esta organización fue fundada por el pueblo de Hong Kong”.

La Sra. Chow también añadió: “Hong Kong es una ciudad cosmopolita; es natural tener conexiones con países extranjeros. Si somos agentes extranjeros, entonces todo el mundo aquí es un súbdito extranjero”.

Zhang Xianling, miembro del grupo de víctimas de Tiananmen, dijo que la ausencia de una vigilia con velas no significa que no haya luz en los corazones de las personas de conciencia: “Esa luz… el recuerdo del 4 de junio de 1989… nunca se apagará”.

El China Human Rights Lawyers Concern Group (Grupo de Abogados por los Derechos Humanos), que en su día hizo campaña en favor de los asediados abogados de derechos humanos de China, anunció el 21 de septiembre en su sitio web que había recibido una carta de investigación de la policía de Hong Kong el 25 de agosto de 2021 y que había “decidido disolverse en septiembre de 2021 y ya ha activado el procedimiento de liquidación voluntaria”.

Tras ser condenada por los medios de comunicación respaldados por Beijing, la Confederación de Sindicatos Pro-Democracia (CTU) votará sobre su disolución el 3 de octubre, como paso previo a una investigación en virtud de la ley de seguridad nacional.

Linda James – BLes.com

Suscríbete para recibir nuestras últimas noticias

Al enviar este formulario, acepto los términos.