Redacción BLesDespués de idas y vueltas entre la legislatura, el gobernador y ahora el senado de Arkansas, finalmente se convirtió en ley la prohibición de los malignos tratamientos para ‘cambiar de sexo’ en personas menores de 18 años, reportó The Hill.

Luego de que en marzo de este año la legislatura estatal de Arkansas de mayoría republicana aprobara la “Ley para salvar a los adolescentes de la experimentación” (SAFE por sus siglas en inglés), con una votación final de 75 a 25, el gobernador Asa Hutchinson la vetó a principios de abril.

No obstante, el senado de mayoría republicana anuló el veto del gobernador este lunes con una votación de 25 a favor y 8 en contra, convirtiéndola en ley.

Qué dijo el gobernador

En un intenso intercambio con el presentador de noticias Tucker Carlson, el gobernador intentó explicar por qué vetó la ley argumentando que el estado no deberá intervenir en una decisión de los padres, los hijos y los médicos y que muchos adolescentes que actualmente están tomando estos bloqueadores de hormonas, se quedarían sin tratamiento después que la ley entre en vigor.

Pero Carlson interrumpió al gobernador con argumentos más sólidos: los niños que se realizan estos tratamientos sufren de una fuerte depresión, con pensamientos suicidas, y de hecho existen una tendencia suicida entre los adolescentes con disforia de género, el nombre de la enfermedad psicológica.

Además, otros estudios demuestran que bloquear las hormonas de los niños y adolescentes interrumpe el desarrollo normal del cuerpo, y entre otras cosas, la persona pierde densidad en los huesos, un proceso irrevertible.

Entre 2013 y junio de 2019, el ente regulador de drogas y comidas, (FDA por sus siglas en inglés) registró 41.213 eventos adversos, incluyendo 6.379 muertes y 25.645 reacciones “graves” en pacientes que tomaron el bloqueador hormonal conocido como Lupron, el mismo medicamento que se administra a los niños que dicen que su identidad de género no coincide con su sexo biológico.

Expertos también señalan que la confusión de la disforia de género en los adolescentes tiende a resolverse en las etapas de madurez de la persona, es decir, una vez superada la adolescencia la persona retoma la claridad. Pero una vez que estos procedimientos para revertir el sexo biológico de uno comienzan, muchas cosas son irreversibles, especialmente las cirugías.

Le recomendamos:

La ley es bienvenida de Arkansas es bienvenida, pero falta un paso más

Si bien la ley aprobada en Arkansas es necesaria para proteger a los niños del fanatismo destructivo de la agenda LGBT y la izquierda radical, existe un factor más que está causando que este fenómeno de la disforia de género se expanda subrepticiamente en todo el mundo: la campaña de los medios de comunicación principales, Hollywood y el mundo del entretenimiento.

Mediante sus películas, mediante sus videos musicales, a través de artículos ‘científicos’, en programas de TV, y en las escuelas, los niños son bombardeados con propaganda maliciosa que intenta convencerlos de que no tiene nada de malo ‘explorar’ la sexualidad, cambiar de género, y todo tipo de propuestas perversas que al final del día tienen un efecto de confundir a los niños, alterando su pureza innata.

Estos poderosos actores penetran todos los estratos sociales y con un simple celular y acceso a Internet, los niños están expuestos a estas ideas. Por eso, para resistir la contaminación esta tina de tintura, es necesario cortar en su mayor capacidad con la exposición de los niños a estas cosas malignas y enfatizar los valores morales con la esperanza de que la humanidad regrese a la tradición.

 Alvaro Colombres Garmendia– BLes.com