Redacción BLes– En una exclusiva de Breitbart, agentes del Servicio de Inmigración y Aduanas de Estados Unidos (ICE por sus siglas en inglés) revelaron que debido a las políticas migratorias de la administración Biden, en vez de deportar a los criminales que salen de prisión, los tienen que liberar a las calles de Estados Unidos, con una alta probabilidad de reincidencia.

Un agente ubicado en Del Río, Texas, que habló en condición de anonimato explicó que lo que normalmente se hacía antes de que la nueva administración demócrata asumiera, era deportar a los inmigrantes ilegales que estaban detenidos en prisión por haber cometido delitos, pero ahora justamente debido al memorando que Biden emitió poco tiempo después de haber asumido, estos criminales son liberados en suelo americano.

“El hombre es un extranjero ilegal; no tiene derecho a estar o permanecer en los Estados Unidos y no puede evitar la deportación”, explicó el agente sobre el caso de un inmigrante ilegal criminal reciente. “Es una obviedad. Normalmente, se restablece la orden de expulsión y se acaba con ella”.

El agente habló de cómo estos criminales vuelven a delinquir lo que no solo vulnera la seguridad de los estadounidenses sino que duplica el trabajo inútilmente, algo que en la era de Donald Trump no ocurría.

“Antes de enero, este hombre habría sido trasladado rápidamente a México, a sólo unas manzanas de la cárcel. No tengo una bola de cristal y no puedo decirte quién va a hacer daño a alguien en el futuro o no, pero la mayoría de las veces detenemos a extranjeros delincuentes. La mayoría de nuestras detenciones salen directamente de la cárcel. Adivina qué, muchos son puestos en libertad directamente en las calles”, explicó el agente.

Es decir, los inmigrantes ilegales que cometen un crimen tienen mejor posibilidad de quedarse en el país que un inmigrante que cruza la frontera ilegalmente pues el criminal es liberado de prisión en los Estados Unidos, una vez que termina su sentencia.

Los agentes de ICE reciben órdenes de no gastar recursos en inmigrantes ilegales que no sean terroristas o tengan antecedentes criminales violentos.

“Estamos deteniendo a menos extranjeros delincuentes que nunca en la historia de nuestra agencia”, declaró el agente. “No sé qué hará falta para que la gente se despierte y vea el peligro potencial que esto causará en el futuro”.

Agentes con la moral baja por no poder cumplir con su deber

Otro agente de ICE que trabaja en la dependencia de Houston reveló que sus superiores en concordancia con las normativas de la Casa Blanca de deportar menos inmigrantes limitaron la cantidad de operativos de arrestos que pueden realizar los grupos dedicados a atrapar fugitivos a solo uno cada dos o tres semanas, lo que resulta en apenas 8 arrestos por mes.

Le recomendamos: En 2016 un ALTO MILITAR CHINO TRAZÓ la PROPAGACIÓN de un VIRUS a EE. UU

Ad will display in 09 seconds

La limitación impuesta por la administración demócrata está dando como resultado que los agentes pierdan la motivación para llevar a cabo su misión.

“Nuestros muchachos ya no quieren venir a trabajar. Lo ven como un abandono de sus obligaciones y, para algunos, creen que es un acto criminal”, explicó la fuente.

Durante la era de Trump, antes de enero de 2021, la instalación de ICE en Conroe, Texas, albergaba unos 600 inmigrantes ilegales atrapados en operativos, listos para ser deportados. Ahora, debido a las nuevas políticas de fronteras abiertas, hay apenas dos camas ocupadas.

“Son más de 60.000 dólares que estamos desperdiciando cada día en espacio para camas y comidas. Es un bien perecedero que podríamos utilizar si nos dejaran hacer nuestro trabajo”.

Ciudades fronterizas históricamente demócratas, se dan vuelta y votan por republicanos

Las políticas de fronteras abiertas y la indulgencia de los demócratas con la inmigración ilegal parecen estar cobrando su precio.

En las elecciones recientes de la ciudad de McAllen, condado de Hidalgo, Texas, ganó el candidato republicano después de 49 años que la alcaldía fuera administrada por los demócratas.

Gracias a las políticas de ‘América Primero’ de Trump, los republicanos ganaron mucho terreno en las comunidades hispanas y afroamericanas señalando el rechazo de los estadounidenses a las políticas globalistas y optando por preservar la identidad nacional.

Alvaro Colombres Garmendia – BLes.com