Redacción BLes – Un oficial de la CIA sufrió síntomas consistentes con el síndrome de La Habana durante un viaje a la India con el director de la agencia, según revelaron fuentes el lunes 20 de septiembre.

CNN informó que la víctima no identificada acompañó al director de la CIA, William Burns, en un viaje al país asiático este mes.

El síndrome de La Habana es una misteriosa enfermedad neurológica que las autoridades estadounidenses reportaron por primera vez en Cuba en 2016. Los síntomas incluyen náuseas, fuertes dolores de cabeza, fatiga, mareos, problemas de sueño y pérdida de audición.

Se cree que la causa sospechosa es un arma de ultrasonidos, pero hasta ahora no se ha demostrado nada. Se sospecha que los microondas son los culpables.

El funcionario afectado que viajaba con Burns fue tratado inmediatamente cuando regresaron a EE.UU. No se ha revelado la gravedad de la enfermedad.

“No hacemos comentarios sobre incidentes o funcionarios concretos. Tenemos protocolos para cuando los individuos informan de posibles incidentes de salud anómalos que incluyen recibir el tratamiento médico adecuado”, dijo un portavoz de la CIA.

Las fuentes dijeron a CNN que el incidente enfureció a Burns y demostró que cualquier delegado estadounidense es vulnerable a un posible ataque si un arma de ultrasonido causó el síndrome.

El suceso también despierta la preocupación de que un delincuente pueda enterarse de la visita y planear un ataque contra el funcionario.

Es la segunda vez en menos de un mes que se informa de un síndrome de la Habana entre la tripulación de élite estadounidense que visita países extranjeros.

El 24 de agosto, el vuelo que transportaba a la vicepresidenta Kamala Harris de Singapur a Vietnam se retrasó tres horas después de que surgieran informes de enfermedad. La vicepresidenta no se vio afectada y el viaje se reanudó.

En ese momento, la oficina de Harris dijo que el aplazamiento se debía a “un informe de un reciente incidente sanitario posiblemente anómalo en Hanoi”. Más tarde se confirmó que se refería al síndrome de La Habana.

En los últimos días, los organismos gubernamentales aumentaron sus advertencias sobre estos sucesos, en particular para los funcionarios que viajan al extranjero, incluido el Pentágono, que la semana pasada advirtió a todo su personal de posibles lesiones cerebrales causadas por el calor, la presión y el ruido, según The New York Times.

El Sr. Burns había prometido durante su audiencia de confirmación que daría alta prioridad al estudio de los extraños episodios de salud relacionados con el síndrome de La Habana. También había formado una célula específica para estudiar los casos y mejorar la atención médica de las personas que se han visto afectadas.

Desde 2016, más de 130 funcionarios estadounidenses declararon haber sufrido el síndrome de La Habana.

El New York Times señaló que los oficiales de la CIA habían estado involucrados en más de la mitad de los casos registrados; sin embargo, los embajadores del Departamento de Estado y el personal militar también se vieron afectados.

Laura Enrione – BLes.com

Suscríbete para recibir nuestras últimas noticias

Al enviar este formulario, acepto los términos.