La persona bajo custodia, cuya identidad no revelamos debido a su edad, fue acusada de homicidio en segundo grado, robo, y un cargo relacionado con el uso de armas, informó la policía.

No está del todo claro el papel del menor en el asesinato de Majors. Lo arrestaron aproximadamente a las 11pm del jueves. Por el momento no está siendo acusado como adulto.

La policía sigue buscando a otros dos sospechosos relacionados con el crimen.

Majors, de 18 años, fue apuñalada varias veces alrededor de las siete de la tarde en el parque de Morningside, en el norte de la isla de Manhattan y cerca de la universidad a la que atendía (Barnard College, un centro femenino de élite vinculado a Columbia University).

La policía cree que en el ataque, que pudo iniciarse por un intento de robo, participaron de uno a tres individuos. “Durante el forcejeo, una de las personas sacó un cuchillo y la apuñaló varias veces”, ha explicado el jueves el jefe de detectives de Nueva York, Rodney Harrison.

“Se tambaleó calle arriba. Uno de los guardias de seguridad la vio y llamó al 911”, añadió el jefe policial. La joven, que acababa de comenzar la universidad, fue declarada muerta en un hospital cercano.

Un testigo vio a varias personas huyendo del lugar, según ha indicado una fuente policial a NBC. Según una alerta enviada por la universidad a sus alumnos, un sospechoso llevaba chaqueta verde y sombrero.

La policía ha interrogado este jueves a dos adolescentes, con sus guardianes legales presentes, pero luego los ha puesto en libertad.

Se ofrece una recompensa de 2,500 dólares para cualquier persona que brinde información útil en el caso.

Fuente: Miami Diario.

Te puede interesar: La maldad no tiene límites

videoinfo__video2.bles.com||6a9c45a50__

Ad will display in 09 seconds