Una adolescente que fue atada por cuatro desconocidos frente a su aterrorizada madre admitió haber organizado su propio secuestro.

Karol Sánchez, de 16 años, desencadenó una importante búsqueda policial después de que supuestamente fuera secuestrada en una calle del Bronx, Nueva York, Estados Unidos, a las 11:20 p.m. (hora local)  del lunes.

Las imágenes borrosas de Circuito Cerrado de Televisión (CCTV) de la escena mostraron a un grupo de cuatro hombres que se detuvieron en un coche y se llevaron a la niña antes de que se marchara mientras su madre, aterrorizada, intentaba detenerla.

videoinfo__video2.bles.com||9be564408__

Ad will display in 09 seconds

Una persona que presenció el hecho le dijo a CBS: “Ella gritaba: ‘Mi hija, mi hija, mi Dios, que alguien me ayude, por favor’. Estaba gritando histéricamente”.

“Y yo estaba mirando, preguntándome qué estaba pasando. Estaba gritando en la calle”.

La Sra. Sánchez, que vive en el condado de Dutchess, Nueva York, había estado viviendo con parientes en el Bronx cuando ocurrió el incidente.

Los agentes de policía de Nueva York emitieron una alerta urgente de persona desaparecida para la adolescente y solicitaron la ayuda en las redes sociales para ayudar a localizarla.

El departamento también ofreció una recompensa de $2.500 de dólares por información adicional que ayude a encontrar a los responsables.

Pero el martes, testigos dijeron que vieron cómo la Sra. Sánchez, regresó a la escena y se entregó a los agentes de policía que estaban en el lugar.

“Estábamos en el poste, mirando su foto, y subimos por la cuadra, ella estaba cruzando la calle hasta el coche de policía, y yo estaba como diciendo: ‘Oye, esa es ella, justo ahí'”, dijo Tommy Feliciano.

“Estaba conmocionada. Estaba agachada, agarrándose de las rodillas, y discutiendo con la policía. Y fue entonces cuando la llevaron para interrogarla”, agregó Zani Koxha.

Después de ser presionada por los agentes de policía, admitió haber organizado el secuestro y dijo que los “problemas familiares” fueron los desencadenantes de lo que hizo.

Se supo que la familia quería regresar a su país natal, Honduras, algo que, según se informó, la adolescente se negó a hacer.

Los agentes siguen buscando a los cuatro hombres implicados en el secuestro y realizarán nuevas investigaciones para determinar si se presentarán cargos.

Te puede interesar: La maldad no tiene límites

videoinfo__video2.bles.com||6a9c45a50__

Ad will display in 09 seconds