EL CAIRO.- Un tribunal en Egipto condenó a tres adolescentes por apuñalar fatalmente a un niño que defendía a una niña del acoso sexual, y los condenó el domingo a 15 años de prisión cada uno. Un cuarto niño, involucrado en el ataque, fue sentenciado a cinco años.

El tribunal de menores en la región del Delta del Nilo descubrió que los tres sospechosos habían apuñalado repetidamente a Mahmoud el-Banna, de 17 años, en octubre. El tribunal dijo que el cuarto sospechoso había actuado como conductor, transportando a los asaltantes a la escena del apuñalamiento en una motocicleta. El veredicto puede ser apelado ante un tribunal superior.

El asesinato de El-Banna sorprendió a Egipto, donde ha habido una gran protesta contra el acoso de las mujeres, con los medios locales cubriendo ampliamente el caso. Las encuestas indican que la gran mayoría de las mujeres egipcias se sienten inseguras en las calles.

Ha habido llamados en las redes sociales para que los adolescentes, todos menores de 18 años, sean ejecutados. El tribunal les dio la pena máxima establecida por las leyes de Egipto para menores sospechosos acusados de asesinato.

La sesión del domingo tuvo lugar en medio de estrictas medidas de seguridad en la ciudad de Shebeen el-Kom, a 75 kilómetros (45 millas) al norte de la capital, El Cairo.

Durante una sesión anterior en octubre, la policía arrestó al menos a dos docenas de personas que protestaron fuera de la corte. El gobierno de Egipto ha prohibido efectivamente todas las protestas públicas desde 2013.

El Ministerio del Interior de Egipto dijo en ese momento que todos los arrestados eran miembros del grupo prohibido Hermandad Musulmana e incitaban disturbios. Los fiscales han ordenado que permanezcan bajo custodia en espera de una investigación sobre las acusaciones.

El acoso sexual, que en su mayoría abarca desde abucheos hasta pellizcos o agarres ocasionales, es rampante en Egipto.

En 2014, el código penal de Egipto fue enmendado en medio de la presión de los grupos para incluir una definición amplia de acoso sexual y sanciones más severas. Sin embargo, la mayoría de las mujeres siguen siendo reacias a presentar quejas por temor a la estigmatización.

Fuente: El imparcial.

Te puede interesar: La maldad no tiene límites

videoinfo__video2.bles.com||6a9c45a50__

Ad will display in 09 seconds